Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

López Obrador y el conflicto entre las Ligas beisboleras

Por: Salvador Cosío Gaona

López Obrador y el conflicto entre las Ligas beisboleras

López Obrador y el conflicto entre las Ligas beisboleras

Ojalá que la pasión que Andrés Manuel López Obrador tiene por el beisbol y su anhelo en cuanto a implementar un gran proyecto que incremente ampliamente el fomento a la práctica del bien llamado Rey de los Deportes, así como la formación de más y mejores peloteros mexicanos con la competitividad suficiente para triunfar en las Ligas Mayores, también produzca un fortalecimiento en la calidad del espectáculo que el juego de pelota brinda a la sociedad mexicana a través del desahogo de las actividades de los equipos que participan en el nivel profesional en nuestro país tanto en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), el máximo circuito beisbolero profesional jugándose en invierno, como en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), que con el mismo nivel que la invernal aglutina a las escuadras beisboleras que juegan en verano.

Fundamental para el anhelado fortalecimiento del beisbol mexicano al mejor nivel, es el que ambas organizaciones beisboleras de equipos a nivel profesional en México logren los acuerdos básicos imperativos para que se avance hacia la concordia, concertación, coordinación e integración de metas comunes, entre las que deben estar generar mayor atracción de fanáticos a los distintos parques de pelota existentes en los dos circuitos beisboleros, procurándose para ello más calidad y entrega deportiva en el desempeño de los peloteros que integran los conjuntos en las dos Ligas, incrementándose los atractivos para mantener el interés del público en general que acude a los estadios o sigue los juegos por los medios digitales de comunicación, así como incentivando la presencia de los diferentes géneros y generaciones de la población preservando orden, seguridad, amena convivencia y ambiente familiar en los estadios.

La activa participación que seguramente tendrá el presidente electo López Obrador en cuanto a la búsqueda del más adecuado accionar gubernamental como pivote de la mayor promoción de la práctica del beisbol, la formación de más y mejores peloteros de gran clase, el mejoramiento del espectáculo socio deportivo y la mayor atracción de visitantes y seguidores en los estadios y a los equipos y buenos peloteros, debe servir para que paulatinamente se atenúen y en un plazo no muy largo culminen las severas diferencias existentes entre las dos Ligas de beisbol profesional que hay en México, la LMP y la LMB, diferencias y choques que por divergencia de criterios o falta de coincidencia en cuanto al manejo de sus intereses están provocando graves conflictos entre ambas organizaciones beisboleras, afectando al beisbol como deporte en su práctica profesional por equipos, a los peloteros y a la afición.

El conflicto entre la LMP y la LMB no es una situación nueva, pero va a empeorar y detonar pronto un colapso en cuanto a trastocar la histórica posibilidad de participación armónica de muchos de los peloteros en equipos integrantes de ambas Ligas, la LMB en verano que concluía en el tiempo ideal que proveía la adecuada anticipación al inicio de la pretemporada de la LMP en la denominada época invernal, todo sin demeritar el nivel de la calidad y competitividad de las dos organizaciones integradoras de los equipos que teóricamente juegan o deben jugar en verano y los escuadrones que se desempeñan en invierno.

Ya de por sí existe desde hace tiempo obstrucción de equipos de la LMB para que muchos peloteros no puedan jugar en la LMP, a pesar que los calendarios en diversa época facilitaban el asunto de la doble participación de beisbolistas en las Ligas, mas el problema inició a mostrar una nueva cara más conflictiva con el hecho de haberse reformado el esquema de la LMB, pues de jugar un torneo único con terminación en tiempo suficiente para que los jugadores pudieran descansar adecuadamente y estar listos para la pretemporada y la campaña misma, pasó a desahogar dos torneos con término del segundo de ellos en una época más tardía que lo que era usual y mucho muy cerca del inicio del calendario regular de la LMP.

El experimento de la LMB de contar con dos torneos fue un fracaso y en vez de rectificar ahora empeoran la situación al haber determinado que vuelven a un solo torneo, pero ahora demasiado largo y prácticamente se empalma su culminación con el inicio del calendario regular de la LMP, obviamente con trastoque de la pretemporada.

Ya desde que se inició este año en la LMB con dos torneos en vez de uno solo durante el año, la respuesta de la LMP fue el que para esta campaña 2018-2019 a punto de iniciar el 12 de octubre próximo los equipos tendrán la posibilidad de contar con 12 peloteros extranjeros en su roster durante la primera vuelta del torneo y ocho en la segunda fase, lo que de alguna forma estará aliviando el problema consistente en que varios peloteros que juegan en verano con equipos de la LMB rep ortarán tarde con los escuadrones de la LMP, pero ahora deben revisar y prever que harán para enfrentar el más severo conflicto que provocará la reforma aplicable a partir del próximo año pues los calendarios de ambas Ligas se empalmarán demasiado.

Tiene razón cuando la directiva de los Charros de Jalisco expresa indignación por la agresión que enfrenta la Liga de invierno por parte de la otra Liga, y quizá sea un ejemplo de lo que piensen los demás directivos de equipos de la LMP, mas lo que deberemos de esperar es que ojalá esa indignación se convierta en acción y se pongan a trabajar para prever el conflicto que habrán de enfrentar el próximo año, siendo lamentable que hasta ahora haya sido muy tibia la respuesta institucional de la Liga del Pacífico que preside Omar Canizales Soto, por más que la justificación a la falta de contundencia de la endeble reacción -que contrasta con la de la directiva de Charros- se base en que por ahora están atareados y concentrados en esta ya inminente campaña y posteriormente analizarán cómo afrontarán el problema.

Además de dar pasos como otorgar plenos derechos para jugar como mexicanos a todos los peloteros que la ley les da esa calidad a pesar de no haber nacido en México, quizá soliciten a López Obrador su mediación para que se amaine el conflicto, en favor del beisbol mexicano.

@salvadorcosio1
bambinazos61@gmail.com

Temas

Lee También

Comentarios