Viernes, 24 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Las ambiciones de Renault en México

Por: Sergio Oliveira

Las ambiciones de Renault en México

Las ambiciones de Renault en México

Muchos no le ponen la atención debida, pero el hecho es que el desempeño de Renault en México durante el año pasado es un caso que merece mayor cuidado del que se le ha dado. Más aún, en un futuro nada lejano, su importancia debe crecer de tal manera que ya será complicado pasar casi desapercibida como ahora. Con ventas totales de 38,596 unidades, la participación de la marca llegó a un récord histórico de 3.3%. Nunca tantos mexicanos habían puesto un Renault en sus cocheras como ahora. Y vaya que parecía difícil igualar el momento en que el francés Olivier Murguet estuvo al frente de la marca en el país y luego en América Latina, pero la mexicana Magdalena López, Presidente y CEO de Renault México lo está logrando, con la ayuda y supervisión de Luiz Fernando Pedrucci, vicepresidente y CEO de Renault Latin America.

Recientemente tuvimos la oportunidad de tener una charla con ambos, junto con Fabrice Combolive, CEO global de la marca Renault, en las oficinas de la marca en la capital mexicana. En ella, me quedó claro que la corporación, hoy comandada por el italiano Luca di Meo, ve a México no sólo con buenos ojos, sino como una gran oportunidad de inversión.

Tradicionalmente, cuando una marca decide invertir en México lo hace pensando en exportar a Estados Unidos, pero Renault ya ha producido dos veces en suelo nacional, sin mandar esa producción al vecino del norte. La primera fue con el Scénic, en CIVAC, Cuernavaca, que fue el primer auto producido en conjunto por la Alianza Renault-Nissan a finales de los años 90. Más tarde, el Clio se produjo en Aguascalientes, donde nuevamente será fabricado un vehículo que saldrá de ahí con el logotipo Renault en su parrilla. Pese a las preguntas, ninguno de los ejecutivos dijo cuál será el próximo Renault a ser fabricado en México, lo que obviamente nos deja a todos la tarea de especular.

En Brasil, por ejemplo, Renault ya está en planes de subir el nivel de su gama de productos. Sandero y Stepway van a ser substituidos por una SUV distinta, mayor que ellos pero menor que Duster y, se dice, más equipada y sofisticada.

Dos ente los mejores 15

Captur, que nunca logró realmente conquistar al público latinoamericano, también debe desaparecer. De la gama baja actual de Renault en América Latina, sólo Kwid debe mantenerse, debido a su gran éxito. De hecho, Cambolive dejó claro que el objetivo de Renault en México en este momento no es aumentar dramáticamente su participación de mercado, pero sí tener uno o dos autos entre los 10 o 15 más vendidos del país, como fórmula de solidificar la marca en la mente del consumidor y mejorar el nivel de reventa de sus productos.

Claro que no está dicho, pero personalmente apuesto porque uno de ellos es el Kwid, que encaja perfectamente bien en un mercado con carencias económicas. Kwid, de hecho, tendrá la versión e-Tech lanzada en México en junio próximo.

¿Cuál sería el otro producto? Tal vez el futuro modelo fabricado en Aguascalientes. Sin mencionar que se refería a ese modelo que se hará aquí, Cambolive dejó en claro la importancia del segmento C para la marca. Entre los Renault actuales hay dos que encajan ahí: Arkana y Austral. Pero es difícil que tengamos aquí productos iguales a los europeos. La futura SUV brasileña, por ejemplo, es más chica que la Austral, pero como México y Brasil obedecen a estrategias distintas dentro de la marca (de todas las marcas, de hecho), tal vez un vehículo hecho en territorio mexicano pueda tener como objetivo ser vendido en Estados Unidos, sea como Renault o como Nissan.

Otro punto importante del que se platicó fue sobre el tema de la electrificación de los productos de la marca. Como la velocidad de adopción de vehículos eléctricos es mucho mayor en Europa que en nuestra región, la venta masiva de vehículos que se mueven exclusivamente con energía eléctrica no debe ocurrir por ahora, aunque sí habrá Kwid, Kangoo y Master, por ejemplo. La puerta por la que Renault aún no ha entrado en este momento es la de los híbridos, pero es una alternativa real para el futuro cercano de la marca francesa en el país.

Sí, Renault ha crecido mucho en México y va a crecer más, pero bajo el mando de Magda López pasará por una transformación que la hará más sólida de lo que nunca estuvo.

oliveiraserg@gmail.com

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones