Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 17 de Julio 2019
Ideas |

La palabra mariachi

Por: José M. Murià

La palabra mariachi

La palabra mariachi

Para Felipe Garrido

Si el misterio del origen de la palabra mariachi tuviera que resolverse a “mano alzada”, no cabe duda de que el triunfo abrumador correspondería a un vocablo francés: mariage.

Se dice que cuando llegaron a Jalisco los primeros contingentes de franceses, allá por 1864, para abrir las puertas de nuestro país a Maximiliano de Habsburgo, cuando oían y veían que cinco o seis músicos de la región tocaban sus instrumentos de cuerda en un fandango, preguntaban qu’est ce que’est, no faltaba la respuesta: c’est un mariage…

Hay otras hipótesis, como la de una señora o señorita María H. (¿Hernández?) que lo promovió en Cocula, o María Ch. (¿Chávez?) que hizo lo propio en Tecalitlán.

Por descabelladas que parezcan tales versiones resulta más difícil desacreditarlas que a la primera, a pesar de que ésta cuenta con muchos adeptos aún de los que hablan porque tienen boca o, como el perico, repitiendo sin pensar…

De la tercera década del siglo XIX tenemos varios datos contundentes, no tanto como para precisar el significado de la palabra, sino para mostrar que ya se usaba en la sierra de Nayarit muchos años antes de que apareciera el primer contingente francés. Por una parte hay noticia de un rancho llamado así en la Sierra Madre, según una Estadística del estado de Jalisco que data de 1825, pero con información reunida una década atrás. Asimismo, hay algunos documentos del Archivo de Notarías de Tepic, anteriores a 1830, en la que se lega un “mariachi” a los correspondientes herederos.

Aparentemente se trata de una pequeña tarima hecha con un grueso tronco ahuecado de un árbol, al que se llamó también “mariachi”. En ella zapateaba una pareja al son de la música de lo que ahora se llama un “mariachi tradicional” formado, como se dijo, por cinco y, a veces, seis instrumentos de cuerda. Recuérdese que la música de viento la introdujo la XEW hace unos noventa años para darle mayor sonoridad, de la misma manera que vistieron de charro a los mariachis para que tuvieran mejor presencia. Abona en favor del origen nayarita la tendencia de en esta tierra a preferir la terminación chi sobre che, v.gr. “lonchi”, “nanchi”, “cochi”, etc.

No hemos podido precisar a qué lengua indígena pertenece la palabra o si se basa en un par de ellas… pero lo que es absolutamente seguro es que mariachi “n’est pas mariage”.  
 

Temas

Lee También

Comentarios