Lunes, 25 de Octubre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La decadencia del Manchester United

Por: Andrés Gallegos

La decadencia del Manchester United

La decadencia del Manchester United

“El desempeño del juego no tiene un impacto significativo en lo que podemos hacer en el lado comercial del negocio”, respondió en 2018 Ed Woodward, vicepresidente ejecutivo del Manchester United, a una pregunta expresa sobre la situación del club inglés. Probablemente esta frase sintetiza la calamitosa situación deportiva que vive el Manchester United hoy en día, un equipo huérfano y sin rumbo tras el retiro de Sir Alex Ferguson en 2013.

Tras una nueva derrota en Premier League contra el Bournemouth, la escuadra dirigida por el noruego Ole Gunnar Solskjaer se ubica actualmente en el décimo lugar general, su peor posición desde inicios de la década de los noventa del siglo pasado. En sus últimos 28 juegos oficiales, el Manchester United ha perdido 12 y tiene un rendimiento del 38%, destinado a equipos de mitad de tabla para abajo. Lejos están los 38 trofeos que Ferguson ganó en 26 años de carrera para los “Red Devils”, pero no es únicamente su retiro el motivo por el cual el equipo está en decadencia.

En 2005, los aficionados del club enfurecieron cuando el empresario estadounidense Malcolm Glazer adquirió al Manchester United pagando más de mil millones de euros. Las protestas fueron tan fuertes que un grupo de socios decidió formar un equipo propio, United of Manchester, quien actualmente compite en las categorías semi profesionales del futbol británico. Adujeron que el espíritu deportivo y de competición sería abandonado por un enfoque empresarial medido por el éxito financiero sobre las victorias en la cancha.

Aquellos temores no serían corroborados sino ocho años después, con la salida de Ferguson. El club ganó 5 ligas y una Champions League con Glazer, pero el mando deportivo incuestionable del escocés y la dirección administrativa de David Gill, quien se fue del Manchester United también en 2013, tapaban una metamorfosis negativa que hoy en día vemos en toda su dimensión.

Tras el retiro del patriarca, Manchester United ha gastado desde 2014 la desorbitada cantidad de 947 millones de euros (MDE) en fichajes en jugadores que la mayoría de las veces han dado malos resultados. Como ejemplos la contratación más cara de 2018, el brasileño Fred (59.4 MDE), actualmente es suplente; y Romelu Lukaku (84.7 MDE), fichaje de 2017, fue cedido este año al Inter de Milán como forma de ahorrarse su alto salario.

A la dirección del club parece no importarles los resultados debido a que se mantiene un alto valor comercial. Actualmente, el valor del Manchester United oscila los 3 mil 808 millones de dólares, sólo por debajo del Real Madrid y Barcelona. Sin embargo, también el dinero está menguando por la falta de éxito. El pago de sueldos es desorbitado, llegando a gastarse 350 millones de euros al año en este rubro, y el equipo tiene una deuda de casi 600 millones de euros, la más alta de Inglaterra, sin poder reducirla en los últimos años.

Los cuatro entrenadores que han pasado por los Red Devils tras Ferguson (sin contar el interinato de Ryan Giggs) han sido víctimas de un club cuya cabeza no tiene claro el proyecto a seguir para competir y ser ganadores. Por ejemplo, cuando se despidió a José Mourinho a la mitad de la Premier League 2018-2019, se consideró que era una buena decisión por la deriva negativa del club. Sin embargo, el portugués logró los mejores resultados en la era post-Ferguson, al conquistar tres títulos (Community Shield, League Cup y UEFA Europa League) y llevar al club a su mejor posición en Liga desde 2013 (segundo lugar en la campaña 2017-2018).

En síntesis, el problema del Manchester United está en la cúpula, que de arriba hacia abajo ha ido pudriendo todas las áreas del club. 

Temas

Lee También