Martes, 19 de Enero 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La bicicleta: la más noble de las invenciones

Por: Juan Palomar

La bicicleta: la más noble de las invenciones

La bicicleta: la más noble de las invenciones

A estas alturas, afortunadamente, la bicicleta ya goza del aprecio de sectores cada vez más amplios de la población tapatía. Los esfuerzos oficiales por un lado, y la entereza de muchos grupos e individuos ciclistas por el otro, han dado como resultado una creciente normalización en el uso urbano de este vehículo en muy diversos ámbitos de la ciudad.

En tiempos normales esto es una buena noticia. En estos tiempos extraordinarios de la pandemia es una aún más bienvenida novedad. Se sabe que desde principios del siglo XX Guadalajara tiene una destacada tradición ciclista, y que ciertas almas simples pensaban que eso nos hacía un “pueblo bicicletero”. Mentes más bien rústicas que, también tradicionalmente, piensan en la grandeza urbana por el número de coches en circulación.

No es suficiente nunca dejar de repetir la frase del gran arquitecto y urbanista brasileño Jaime Lerner: “No nos equivoquemos: el coche es el enemigo.” Así, tajantemente. Y esto está muy lejos de ser una exageración. Está mucho más que comprobado que el abuso en el empleo de los coches (que bien empleados, claro, pueden ser muy útiles) termina por arruinar los tejidos urbanos, contamina hasta el paroxismo y propicia las nefastas “ciudades dormitorio”. Así que está bien claro: la bicicleta puede ser parte de la solución a la movilidad, y parte muy importante.

No es suficiente nunca dejar de repetir la frase del gran arquitecto y urbanista brasileño Jaime Lerner: “No nos equivoquemos: el coche es el enemigo.” Así, tajantemente

Tanto por demografía como por condiciones climáticas el valle de Guadalajara, y los adyacentes, se encuentran entre los medios urbanos más favorables a la práctica del ciclismo. Más importante aún: las condiciones económicas de parte muy significativa de la población hacen que el coche sea una carga (por costo y funcionamiento general) muy gravosa; una buena bicicleta es siempre accesible.

Lerner (y muchos otros) no predican la abolición total del coche. Simplemente, usarlo para lo indispensable y lógico. Lo demás es transporte colectivo…y en bicicleta.

Actualmente las ciclovías tapatías están en auge. Aparte de las unidades de “mi bici” se puede ver a muchísimos ciudadanos -orillados por las circunstancias- sobre sus propias bicicletas, seguramente recién ajustadas a precios accesibles. Dentro de las tantas enseñanzas que estos días complicados y tristes nos pueden dejar está la de la archi reivindicación de la bicicleta, esa noble invención, al servicio de la salud y la razón. Y la economía, la personal y la urbana.

Temas

Lee También