Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 18 de Agosto 2019
Ideas |

Junio, otro mes de terror

Por: Jorge O. Navarro

Junio, otro mes de terror

Junio, otro mes de terror

Ya es repetitivo: el mes pasado es el que más homicidios registró. Las cifras son oficiales, y eso indica que existe una “cifra negra” que desconocemos. Efectivamente, en junio hubo tres mil 080 asesinatos de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad. Eso es 102 personas por día, en promedio.

¿Cuántas en Jalisco, que por cierto figura entre las entidades con más muertes violentas? 226. Eso equivale a poco más de siete personas asesinadas por día, también en promedio, porque de pronto nos topamos con noticias macabras como las fosas clandestinas en domicilios particulares, donde encuentran más de 10 cadáveres.

¿La inseguridad se ha convertido, como si fuera una competencia, en una carrera por romper las marcas anteriores? Así parece.

Junio de 2019 es el mes con más asesinatos desde que nuestro país es gobernador por el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Y además, entre el 1 de enero y el 30 de junio pasados, la cifra reconocida de personas que murieron de manera violenta llega a 17 mil 608, casi 900 muertes más que en el mismo período del año pasado.

¿En qué estados del país hay más violencia? Guanajuato, Estado de México, Chihuahua, Jalisco, Guerrero, Veracruz, Ciudad de México, Michoacán y Colima.

Si el tema se analiza con el afán de reconocer el mal menor, debemos agradecer que el Presidente López Obrador no ha hecho de éste, el gran mal de México, un tema político. En varias ocasiones, cuestionado sobre el punto, ha admitido que no han podido detener la violencia a pesar de la Guardia Nacional y a pesar de todos los esfuerzos económicos y políticos.

La sinceridad se agradece, pero no basta. Porque los mexicanos exigen, en todos los rincones del país, en las grandes ciudades y en las zonas rurales, recuperar la normalidad y dejar atrás más de una década de violencia, muertos, desaparecidos, ataques armados, tragedias familiares y fosas clandestinas.

El tema se torna incontrolable no solo por las cifras de homicidios, sino también por la información que circula libremente; entre lo más reciente, un video anónimo en el que tres encapuchados aseguran que el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, está coludido con una organización criminal. El Presidente lo defendió inmediatamente y aseguró que confía en él.

Pero no podemos mantener el debate entre cifras crecientes y acusaciones que fluyen en las redes sociales.

¿Cuándo se podrá medir el efecto de las políticas públicas encabezadas por la Guardia Nacional? ¿Cuándo podremos decir que la violencia está reduciéndose, está siendo controlada?

En Jalisco, el gobernador y los presidentes municipales ni siquiera han podido acordar un modelo de policía metropolitana. Es increíble que en medio de la urgencia aún discutan quién o quiénes van a tener el mando.

A casi un mes de la entrada en operación de la Guardia Nacional, no hay indicios reales de que las cosas mejoren. Otra vez, tendremos que esperar a las estadísticas y cruzar los dedos para esperar que los resultados sean positivos.

Las autoridades van a paso de tortuga y los criminales aceleran el paso.

Se exigen respuestas.

Temas

Lee También

Comentarios