Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Junio 2019
Ideas |

“Garistismo”

Por: Víctor Flores Cosío

“Garistismo”

“Garistismo”

Hubo una época anterior a su llegada, donde las noches eran más negras que rojas, éramos un cheque al portador cada jornada: goleadas frecuentes y un total desorden en casa.

Alguien tenía que poner orden y la respuesta estaba en el Cono Sur, en un uruguayo de nombre Luis y de apellido Garisto, para mí el verdadero constructor de los cimientos del Atlas de la Época Moderna.

Entre sus palmarés: Mundialista, Bicampeón de la Libertadores y haber dirigido a los dos grandes de su país, pero sobre todo esto,  había una cualidad que le caracterizaba, un don de gente y de mejor charlador, dejando siempre gratísimos recuerdos por donde fue laborando.

Tal vez para muchos rojinegros, sobre todo las nuevas generaciones, ni siquiera habían escuchado su nombre, menos su aporte a una estructura que recién se desarrollaba, entre sus frases que lo definían había al menos dos que hablan de su personalidad.

“Ni monstruos en las derrotas, ni fenómenos en las victorias”, en una tonalidad de voz, como la del mejor tenor de la Ópera de París y otra que era más bien anécdota de vestidor donde decía: “Si estamos ganando o empatando el juego muchachos y se viene una contra, que ponga en riesgo el resultado, cualquier jugador tiene mi propio permiso y libertad absoluta de cometer falta, inclusive si resulta expulsado, ya los que se queden dentro veremos cómo resolverlo”.

Y así era Garisto, un gran estratega defensivo, mismo que aportó y legó esa garra charrúa a los del Paradero, que de ser el equipo más goleado concluyó siendo uno de los con menos anotaciones recibidas con él en el banquillo, o se jugaba con el cuchillo entre los dientes o no alineabas. Con su arribo también llegaron cuatro jugadores, mismos que desde mi punto de vista cumplieron a toda cabalidad con su calidad de refuerzos, ellos eran: Mariano Dalla Libera, un volante creativo, muy veloz y de un juego espectacular; Daniel G. Pighín, un clásico volante de marca sumamente efectivo; Gustavo Salgado, un defensa central de gran calidad y Robert Dante Siboldi, éste último arquero.

Siboldi al poco tiempo se convirtió en el ídolo de la afición y al día de hoy, un referente histórico de la Academia. Eran muy frecuente en sus grandes actuaciones oír al Jalisco retumbar, con la exclamación de la Fiel al unísono de: “Portero”, “portero”.

Asimismo completaban el plantel jugadores nacionales como: Sergio Pacheco, Mauricio González, Gastón Obledo, “Chompón” Medrano, Rubén Duarte, José Luis Mata y Juan Carlos Chávez por mencionar algunos, casi todos estos al día de hoy, técnicos en activo en el futbol mexicano y a quienes seguramente les dejó marcado con algo de su escuela y estilo.

Garisto, le dio al Atlas ese respeto ya perdido, a base de un juego solidario, de sacrificio y de buen manejo emocional.

En la intimidad la gente que lo trató en su paso por Guadalajara dice que dejó en ellos una marca indeleble tanto de su calidad humana y amistad perenne, misma que a pesar y pasar de los años y la distancia nunca descuidó, así como tampoco estar al pendiente de su querido Atlas.

Era muy frecuente su disposición de volver desinteresadamente cuando veía complicado el tema en la Madriguera.

Don Luis Garisto falleció en Noviembre de 2017.
 

Temas

Lee También

Comentarios