Jueves, 17 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Fin a las campañas más violentas

Por: Jaime Barrera

Fin a las campañas más violentas

Fin a las campañas más violentas

Con el reconocimiento del gabinete de seguridad de que no hay las condiciones adecuadas para realizar la jornada electoral en Jilotlán de los Dolores, y la inentendible decisión del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de pese a esa advertencia mantener la elección en ese municipio donde sólo el candidato de Morena siguió en la contienda y no se podrá integrar el Ayuntamiento porque el resto de los candidatos renunciaron por las amenazas del crimen organizado, concluyen hoy las campañas electorales en todo el país.

Por la presencia de las mafias en muchas regiones de México estas campañas estuvieron bajo fuego y provocaron luto en las familias de decenas de candidatos y candidatas asesinadas.

De acuerdo a la consultora Etellekt, que elaboró el registro más pormenorizado de los hechos violentos en que se vieron involucrados candidatos, candidatas, funcionarios y ex funcionarios en las precampañas y campañas que terminan hoy, el proceso electoral 2020-2021 ya se convirtió en el más violento de la historia, aunque por debajo en el número de asesinatos.

Hasta el domingo, después de más de 260 días de actividad político electoral, sumaron 782 agresiones (secuestros, amenazas de muerte, atentados, golpes, daños a la propiedad y abusos sexuales, entre otros) contra las 744 contabilizadas por la misma consultora en el pasado proceso electoral del 2018. Aunque son inadmisibles e igualmente una cantidad altamente preocupante y que refleja el contexto de la crisis desbordada de inseguridad y violencia en el que se desarrolló la contienda política, los 35 homicidios de aspirantes quedaron por debajo de los 48 asesinatos registrados en 2018. 

De estos ataques, puntualiza Etellekt, 44 por ciento fueron en contra de integrantes de la alianza PAN-PRI-PRD y 28 por ciento para militantes de Morena y el resto hacia candidatos del Verde, PT y Movimiento Ciudadano. Detalla además que los más agredidos son las y los candidatos a presidencias municipales y regidurías con un 75 por ciento, seguidos por los que buscan alguna gubernatura o diputaciones locales con un 16 por ciento y con sólo el 9 por ciento los candidatos a diputados federales.

Si bien el aumento de los hechos violentos pudieron atender también al hecho de que se trata de la elección más grande de la historia, en la que están en juego dos mil 500 cargos más que en el proceso electoral de hace tres, es innegable la intromisión de las bandas del crimen organizado en amplios territorios en la vida interna de los partidos políticos en el veto o la promoción de muchas candidaturas, lo que generó un ambiente muy hostil en torno a las campañas.

Las autoridades de los tres niveles de gobierno tienen la obligación de que esta estela de violencia que dejarán las campañas no degenere en una jornada electoral llena de sobresaltos.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También