Miércoles, 29 de Noviembre 2023

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Estampas de una alianza abominable

Por: Rubén Martín

Estampas de una alianza abominable

Estampas de una alianza abominable

Presionada por las dirigencias partidarias y empresariales que patrocinan el Frente Amplio Opositor (FAO), el miércoles 30 de agosto la senadora priista, Beatriz Paredes Rangel, tras admitir que las encuestas no le favorecían, declinó a favor de la panista, también senadora, Xóchitl Gálvez Ruiz. Al día siguiente, por la tarde, ambas tuvieron una reunión a solas en la sede tricolor y luego con los dirigentes de los tres partidos que impulsan el FAO: PAN, PRI y PRD.

Como parte de la estrategia de comunicación, se difundieron fotografías y videos del encuentro. Tres estampas me llamaron la atención. La primera es una fotografía donde aparecen Xóchitl y Beatriz, el diputado panista y ex precandidato presidencial Santiago Creel y, apenas a un lado de él, Augusto Gómez Villanueva, un priista que fue un poderoso dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) durante los años de oro del autoritarismo tricolor.

La segunda estampa que me impresionó fue un video donde se aprecia a Beatriz y Xóchitl salir de la oficina del presidente del PRI y en la antesala las esperan los dirigentes del PAN, Marko Cortés y del PRD, Jesús Zambrano, así como otros funcionarios de la FAO. A la mitad del video, Alito Moreno saluda a un personaje y dice: “miren, 93 años, Gómez Villanueva”, quien saluda de beso a las senadoras y luego se funde en un abrazo con el panista Santiago Creel, y luego saluda a los demás presentes, entre ellos el dirigente de los Chuchos, Jesús Zambrano.

La tercera estampa es una foto que difundió en su cuenta de Twitter en la que aparecen solas Xóchitl y Beatriz sentadas en una mesa con una foto detrás de Emiliano Zapata. Xóchitl Gálvez es representante de un partido que es la antítesis de todo por lo que luchó Zapata y el Ejército Libertador del Sur.

Estas estampas confirman que entre los partidos del frente opositor se está gestando una alianza política que desagrada profundamente, es decir, una alianza abominable por los pactos y acuerdos que se han forjado entre actores políticos que durante el menos 80 años se enfrentaron política e ideológicamente y que en su competencia por el poder, dividieron, confrontaron y violentaron a la sociedad mexicana.

Las estampas producen esa sensación desagradable de ver a contrarios de la política saludándose, abrazándose y posando para la foto cínicamente, sin el menor recato, sin avergonzarse de su pasado y de lo que hacen en el presente. Santiago Creel es el prototipo del panismo que cuestionaba el legado de la Revolución mexicana, entre ellas el reparto agrario y la propiedad ejidal de la tierra. Gómez Villanueva fue dirigente de la CNC, que durante años sometió y controló a los campesinos del país obligándolos a votar por el PRI y reprimiendo las disidencias.

Gómez Villanueva era uno de los priistas más poderosos en los sexenios de Luis Echeverría y José López Portillo, justo en los años que el dirigente del PRD, Jesús Zambrano, combatía con las armas a ese régimen a través de la Liga Comunista 23 de Septiembre.

El FAO es una alianza política entre organizaciones que no sólo se han criticado, denostado, envilecido, sino que se han matado y han dividido a la sociedad durante décadas, ¿cómo es que hoy van juntos?

Durante muchas décadas el PRI persiguió y reprimió a militantes panistas que exigían elecciones libres; los panistas, a su vez, criticaron y persiguieron a los maestros rurales y algunos de ellos terminaron asesinados. El gobierno priista de Carlos Salinas de Gortari asesinó a más de 600 perredistas en los primeros años del PRD.

Es una alianza abominable, atípica. Es como si los partidos Republicanos y Demócrata se aliarán para postular a Trump, o como si en España el PSOE y PP hicieran a un lado sus diferencias programáticas y postularan a un candidato; o la fusión del peronismo y el justicialismo en Argentina.

Los términos en cómo fue forjado el frente opositor, más que ofrecer una salida democrática al descontento de un sector de la sociedad ante el gobierno de la Cuarta Transformación, dejan un tufo de pragmatismo y oportunismo que desagrada profundamente. Por cierto, no es mejor la alianza de Morena con sus partidos aliados, PT y PVEM. Si bien el FAO entusiasma a ciertos votantes, también es cierto que esta alianza abominable repugna a otros sectores de la sociedad.

rubenmartinmartin@gmail.com

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones