Viernes, 30 de Julio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

¿Esposas que ganan elecciones?

Por: Vania de Dios

¿Esposas que ganan elecciones?

¿Esposas que ganan elecciones?

En este proceso electoral no faltaron las parejas que recorrieron calles, encabezaron reuniones, se tomaron fotos, pegaron calcas e invitaron al voto… dejando cada vez más lejos la figura meramente ornamental que hasta el siglo pasado aún se les endilgaba.

En Nuevo León, la joven empresaria e influencer Mariana Rodríguez Cantú formó un binomio junto a su esposo, Samuel García -hoy gobernador electo-. Desde el primer día de su campaña se sumó con un rol totalmente protagónico, sacando provecho de su popularidad y su estructura en redes sociales (con un millón 700 mil seguidores en Instagram y 317 mil en Facebook) para captar el voto neolonés a favor de su marido.

En Veracruz, Patricia Lobeira Rodríguez pasó de acompañar a su esposo Miguel Ángel Yunes en los recorridos de campaña a ser ella misma la candidata: 15 días antes de la elección lo reemplazó en la boleta, cuando el Tribunal Electoral le retiró el registro por no comprobar tres años de residencia en el Municipio. Con casi 3 mil votos de diferencia, Lobeira ganó la alcaldía de Veracruz.

Ganar o perder una elección depende de muchos factores. Se necesita más que tener un buen candidato o candidata y las mejores propuestas… Saber comunicar es lo básico. Y el entorno más cercano de la o el aspirante también forma parte de la comunicación y, con el manejo adecuado, puede ser un importante apoyo para alcanzar el triunfo electoral.

La esposa del gobernador electo de Nuevo León, Mariana Rodríguez, comenzó a construir su propia plataforma de seguidores en redes sociales mucho antes de casarse, como parte de su estrategia de ventas para impulsar su marca de cosméticos y posicionarse como una promotora de moda y belleza.

Y al igual que en decenas de campañas, donde los contenidos de valor fueron escasos, hubo nula discusión de ideas y las propuestas quedaron en segundo o tercer término, la pareja neolonés también bailó, cantó, hizo tiktoks y hasta mostró en redes un poco de la privacidad de su hogar para ganarse la simpatía de la gente y, sobre todo, su voto. 

Entre polémicas, como el regaño del entonces senador a su esposa por estar “enseñando mucha pierna” en una transmisión en vivo, y donde ella termina pidiéndole perdón… La pareja supo capitalizar tropezones como el “fosfo fosfo”, que se volvió tendencia con miles de memes, como una nueva forma de ignorar o evitar preguntas incómodas.

El “fosfo fosfo”, que se utilizó en la campaña como parte de la identidad, surgió también durante una transmisión en vivo, cuando su esposo le pregunta a Mariana Rodríguez sobre la campaña y ella responde dirigiéndose a sus seguidores: “¿Quieren ver mis tenis? Qué tal… fosfo fosfo”, sin contestar la pregunta.

Hay quienes le atribuyen a la influencer el triunfo de su marido, quien pasó del tercer lugar en las preferencias electorales a ganar en las urnas. Pero sería peligroso pensar que se necesita popularidad para ganar una elección y, peor aún, que haya quien trate de imitar la misma fórmula. 

Y aunque sin duda el apoyo y acompañamiento de la pareja fue fundamental, el ganar la elección, insisto, depende de múltiples variables. Y ser popular no equivale a ser buen gobernante. El siguiente paso será ver la forma en que se abordan temas tan importantes como la inseguridad, la marcada desigualdad y los problemas ecónomicos que enfrentan en millones de hogares. Viene el gran reto.

Temas

Lee También