Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 19 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

¿Es la democracia o es el Gobierno?

Por: Lourdes Bueno

¿Es la democracia o es el Gobierno?

¿Es la democracia o es el Gobierno?

Justo antes de las elecciones, cuando el ciudadano está en el análisis de sus decisiones con base en las campañas, dichos y hechos, de los candidatos, es importante tomar en consideración lo que el Informe 2017 de Latinobarómetro señala, resultados de consulta y mediciones sobre diversos temas, el más significativo: la democracia.

Esta información es relevante porque expone que en la percepción de los ciudadanos latinoamericanos, y particularmente mexicanos, la aprobación que tienen de su gobierno ha bajado considerablemente. Unido a esto, hay una pobre opinión sobre la democracia. En cambio, muestran una buena percepción sobre la mejora económica. Lo que revela una fractura entre el aprecio por la economía creciente, aparejado con un sentimiento de ausencia de los elementos que el Gobierno ofrece para el ejercicio de la democracia, equidad incluida.

Y el Informe abre un espacio de preocupación, porque México está en los niveles más bajos de aprobación de su Gobierno, dejando a la población la percepción de que ha sido la democracia la que ha fallado. Grave por cuanto la ciudadanía no hace la diferencia entre el mal ejercicio gubernamental y la democracia como principio rector al que, en los últimos años, han agredido miembros del Gobierno de esta administración.

La fotografía de Latinobarómetro expone que los países con más alta aprobación de su Gobierno, son: Ecuador, Bolivia, Costa Rica. Y entre los de más baja aprobación, especialmente el pasado año están: El Salvador y México. Lo que dice que la actual administración del país es la tercera peor calificada, con sólo el 20%, en contraste con un 66% en Ecuador.

Pero la actual administración sexenal en México se ha ganado esta negativa calificación, a pulso, a través de muchos y negativos elementos, el más importante: la percepción de corrupción en las instituciones, con temas como Oderbrecht.

Y ahora, por si fuera poco, otra institución, el Tribunal Electoral de la Federación (TEPJF), ha dado luz verde para que El Bronco esté en la boleta como candidato, a pesar de los 700 muertos que aparecen en sus firmas y de los 266 nombres duplicados con la misma clave de elector de su lista. Acción que rompe la fortaleza del INE, justo cuando de abonar confianza se trataba,  además de provocar un fuerte enojo de todos, candidatos y ciudadanos que miran esta decisión con sospecha.

El informe incluye la percepción ciudadana sobre el Congreso el que en México tiene una estima del sólo 22%;  y  la confianza ciudadana en los partidos políticos está en 9%.  Es decir, las próximas elecciones estarán en un terreno que el ciudadano sabe es de tierras movedizas… Credibilidad fracturada a la que no abona la maleabilidad del INE y  las acciones de los partidos en la antesala de las votaciones.   

Porque las instituciones garantes del voto no tienen la credibilidad necesaria, y la confianza en las instituciones está en mínimos. ¿Culpables? Funcionarios de esta administración que han echado el gato a retozar, todos a una Fuente Ovejuna... Funcionarios que han manipulado las instituciones. Legisladores que se regalan bonos y partidas discrecionales, con moches diría AMLO, sin darse cuenta que son ellos los responsables de que la ciudadanía haya perdido la confianza, no en el gobierno, sino en la democracia y esto a nadie conviene.

Porque con el enojo por las desigualdades galopantes, la corrupción imperante y la violencia arreciada, la ciudadanía ha perdido aprecio por lo que le genera la percepción de democracia. Pérdida que resulta una enorme responsabilidad de quienes de esta administración han hecho su botín.

Temas

Lee También

Comentarios