Jueves, 28 de Mayo 2020
Ideas |

El reto del sector informal en México

Por: Cesáreo Escobedo

El reto del sector informal en México

El reto del sector informal en México

El sector informal es, sin duda alguna, uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos en México. Según datos del Inegi del 2018, 56.7% de la fuerza laboral mexicana es parte del sector informal y genera 22.5% de nuestro Producto Interno Bruto. La economía informal parte de la premisa de que estas actividades económicas se realizan sin estar registradas ni fiscalizadas por el Estado. 

Esto sucede en un primer momento por una situación de necesidad, considerando que las pequeñas empresas que tienen como propósito sobrevivir no pagan impuestos, por lo cual incurren en la informalidad. Derivado de esto, podemos decir que la informalidad se genera cuando los costos de pertenecer al marco legal del país son mayores a las ganancias de una persona.

La informalidad tiende a causar pobreza en distintos países debido al nivel bajo de productividad e ingresos.

Estos trabajadores se encuentran en una situación complicada debido a que tienen la presión e incertidumbre de no tener prestaciones sociales tales como un fondo de jubilación o servicios de salud. Esto significa que si se enferman, o en este caso contraen COVID-19, tanto ellos como sus familiares se encontrarán en una situación de vulnerabilidad mayor. 

En nuestro país se estima que cuatro de cada 10 trabajadores del sector informal son adultos jóvenes entre los 25 y 44 años de edad. Esto, mientras tres de cada 10 trabajadores tienen entre 45 y 64 años y únicamente dos de cada 10 tienen entre 12 y 24 años. Asimismo, se considera que más de la mitad de los trabajadores del sector informal tiene máximo dos salarios mínimos que se acercan a los cinco mil 300 pesos mensuales. Esto significa que estos trabajadores, al tener ingresos más bajos, tienden a gastar un mayor porcentaje de su ingreso en necesidades básicas. 

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México al sector informal se han sumado un total de 31.3 millones de personas. Esto es un gran reto para nuestro país debido a que nuestra economía depende en gran parte del sector informal para poder generar empleos. 

Es preocupante pensar que más de la mitad de nuestra fuerza laboral se encuentra en una desventaja de acceder a servicios de salud en caso de contraer COVID-19. El gobierno debe incrementar sus políticas públicas de bienestar, pues según El Centro de Estudios Espinosa Yglesias, si el gobierno mexicano no genera políticas eficientes pronto, cerca de 20 millones se sumarán a la pobreza. 

Nuestro gobierno debe pensar en políticas públicas más eficientes para respaldar al sector informal en estos tiempos: desde otorgar más subsidios de desempleo hasta la posible creación de un Ingreso Básico Universal bien estructurado y sin condicionamientos.
 

Temas

Lee También