Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 16 de Agosto 2018
Ideas |

El estándar de precios que el teatro local no tiene

Por: Iván González Vega

El estándar de precios que el teatro local no tiene

El estándar de precios que el teatro local no tiene

En los próximos días volverá a cartelera “Gran Dios Brown”, el correcto montaje del grupo local La Piedra de Sísifo sobre el texto del gran Eugene O’Neill, y acaba de estrenar imágenes promocionales para Facebook con las coronas de laurel que recuerdan que se trata de una obra premiada… en la Muestra Estatal de Teatro. (Teatro Experimental, viernes de marzo, 20:00 horas.)

¿Es éste teatro de arte de calidad? ¿Vale la pena que yo, espectador que podría mejor irse al cine, pague un boleto a este show de dos horas tan solo porque me presume un puño de premios locales? La respuesta es que, por fortuna, el público dispone al menos de esas pistas: de no ser por los premios, el teatro de arte de Guadalajara de plano no permitiría que el público distinguiera una obra profesional porque en esta ciudad no existe esa distinción. Una obra estudiantil puede cobrar exactamente lo mismo en taquilla que otra en la que se presentan artistas con décadas de experiencia.

Para los artistas, que son una masa crítica muy interesante y valiosa, la discusión es cómo puede cada uno legitimar su carácter de profesional sin atenerse a los cuestionables criterios de sus celosos compañeros de gremio. Pero esa masa valiosa pasa a segundo plano cuando uno acepta dos cosas: una, que este teatro de arte que es comercial (cobra boletos, duh) tiene rasgos distintivos evidentes: hay espectáculos interesantes, entretenidos e inteligentes, y otros que no lo son; y dos: la masa crítica que importa al hablar de un servicio comercial (cobra boletos, duh) no son los artistas, por más interesantes opiniones que tengan. Es el público.

Si el público no sabe a qué estándares atenerse (“esta obra tiene recomendaciones confiables, correré el riesgo de entrar a ver si me gusta”), terminará pagando $150 por un espectáculo armado por novatos sin la técnica básica y asumirá que es equiparable al de un artista consumado. ¿Y quién fija esos estándares?

Tendrían que hacerlo los administradores de los foros de teatro, intermediarios en este negocio. Lo importante es que el público sepa en la taquilla y la publicidad que hay obras de $50 y otras que, según criterios que suenen confiables, valen mucho más que eso. Habrá estudiantes de teatro que produzcan espectáculos excepcionales, pero una excepción no amerita mover el estándar. Y el estándar sería, planeación estratégica mediante, el precio en taquilla que fijaran los foros: constante y claro para utilidad del público.

Foros oficiales y centros culturales podrían, pues, poner orden; ojalá se animen. 

(Tres estrenos en marzo: “Edith puede disparar y dar en el blanco”, para adolescentes, a cargo del joven, y premiado, grupo Tramando Teatro; viernes y sábados a las 19:00 en el Teatro Vivian Blumenthal; “El equilibrista”, sobre un texto de Guillermo Schmidhuber, sábados a las 19:00 en el Torres Bodet de Chapultepec Sur; y “Exilio”, teatro con danza contemporánea, del joven, y premiado, grupo Paralelo Teatro: sábados y domingos en el Teatro Experimental).

Recomendaciones y reseñas: agoragdl.com.mx

@ivangonzalezveg

Temas

Lee También

Comentarios