Domingo, 18 de Abril 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El dramatismo frente a la imprudencia

Por: Daniel Rodríguez

El dramatismo frente a la imprudencia

El dramatismo frente a la imprudencia

Cuando uno ve los videos o fotografías de las playas de México saturadas de bañistas, las salas de los aeropuertos colmadas de viajeros y los   restaurantes llenos de comensales, una palabra ‘salta’ del diccionario del cerebro: Imprudencia.

Los casos de contagio por la pandemia y las muertes en nuestro país nuevamente han ido en aumento, lo mismo que en otras partes del mundo. Llegaron las vacunas y pensamos que eso era suficiente, cuando apenas una mínima parte de la población la ha recibido. Se ha relajado la situación y las consecuencias se reflejan en las estadísticas del ingreso a hospitales y personas fallecidas.

Las vacaciones de primavera llegaron en el momento menos oportuno, cuando lo que más se requería era cautela para que las vacunas en combinación con la prudencia ayudaran a salir de la crisis sanitaria.

Esa actividad inusual dentro de una crisis de pandemia han provocado que los casos de infectados aumenten por lo menos en un diez por ciento en comparación con las semanas anteriores donde se había logrado una recuperación bastante significativa.

El mensaje del lunes pasado de la directora de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), a punto de romper el llanto, dijo “Tengo miedo. Les hablo como madre, como hija, para pedirles que aguanten un poquito más, de forma que toda la gente a la que amamos siga aquí entre nosotros cuando la pandemia acabe”.

Lo que está pasando alrededor del mundo lleva tintes de alarma y dramatismo, sobre todo en lugares donde hay muchos afectados y pocos recursos para combatir la crisis. Chile ha cerrado sus fronteras ya que se encuentra al borde del colapso hospitalario por el incremento de casos; en Francia, el presidente Emmanuel Macron clausuró los centros educativos por cuatro semanas, además de limitar la movilización de personas y suspendiendo el tránsito entre los 19 departamentos del país. Hay un confinamiento total; en Estados Unidos, 25 estados registran aumento de infectados (la cifra llega a 60 mil diarios en todo el país) y 16 entidades el número de decesos supera los picos de semanas anteriores. Ante esta realidad, el presidente Joe Biden pidió a todas las autoridades estatales que se restablezca los mandatos para uso del cubrebocas; en California, concretamente en los condados de Orange y LosÁngeles, a pesar de los riesgos, se ha autorizado a reabrir de manera más significativa los negocios y otros espacios públicos, lo que es todas luces una contradicción a la realidad que se vive.

De México no podemos hablar de números, porque en los últimos ocho días - según datos oficiales del gobierno- el total de decesos ha ido de los más 200 mil hace ocho días, a los poco más 400 mil a principios de semana y a poco más de 300 mil el jueves pasado, sin que conozca a ciencia cierta el número real de decesos hasta el mes de marzo. Ante una pandemia que en lo personal no podemos controlar, que dependemos de la ciencia y su eficiencia, a lo único que podemos apelar es ser cautos, usar el sentido común y tener, por lo menos, un poquito de prudencia. ¿Usted, qué opina?.

daniel.rodriguez@dbhub.net

Coronavirus

Temas

Lee También