Domingo, 19 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El de Aquí vs El de Allá

Por: Pablo Latapí

El de Aquí vs El de Allá

El de Aquí vs El de Allá

Es obligado comparar el momento del proyecto nacional y el programa local para Jalisco.

Ambos son, o pretenden, ser novedosos, y tienen enunciados rimbombantes y ambiciosos: la Cuarta Transformación y la Refundación.

A la luz de algunos síntomas en el día a día podríamos decir que mientras en el estado las cosas se van moviendo (muy poco a poco), a nivel nacional o están paradas o van hacia atrás.

Vemos, por ejemplo, en lo nacional que compañías importantes, sobre todo del renglón de servicios, han ido haciendo recortes paulatinos de personal, sacrificando áreas que quizás consideran innecesarias como los avances digitales o la atención al cliente.

En lo local, en cambio, la economía parece que se quiere mover y la situación ha hecho de Jalisco un foco de migración hormiga que llega sobre todo de los estados donde la violencia alcanza ya límites insostenibles (Sinaloa y Tamaulipas, por ejemplo), y van buscando acomodo en Guadalajara.

Al gobernador de Jalisco le tocó un arranque muy duro; tuvo que enfrentar casi simultáneamente tres adversidades importantes. Primero, un severo recorte de recursos proveniente del gobierno federal. Segundo, como en pocos estados el gasolinazo aquí fue dramático, las gasolineras efectivamente dejaron de surtir gasolina durante varios días, provocando una situación de estrés urbano inédito. Y finalmente, la presencia de una figura nueva como el Superdelegado, que con mucho venía a restar autoridad al propio gobernador y amenazaba en convertirse en un auténtico gobernador en paralelo.

Las cosas se fueron acomodando, se reasignaron los recursos, se negoció con el centro, la gasolina empezó a fluir y finalmente el superdelegado cayó por su propio peso en medio de un escándalo de corrupción.

El gobierno del estado supo manejar el cabildeo con los partidos de oposición locales y consiguió sacar dos de sus proyectos legislativos más importantes: la reforma al poder judicial y la convocatoria a un Congreso Constituyente.

Suponemos que por la eliminación, o por una reducción notable de la corrupción, pueden llegar recursos a sectores tan importantes como el campo, y gracias a ello no se ha frenado la actividad agrícola.

Pero al gobernador le falta lo que le sobra al presidente: capacitad de comunicar. Mientras en Palacio Nacional todos los días se desahoga en teoría la agenda informativa, en Jalisco los actores del gobierno prácticamente no figuran.

El presidente tiene la habilidad de sacar de la agenda temas realmente escabrosos como el crecimiento nulo de la economía o la pachanga que hubo alrededor de la elección de la presidenta de CNDH, subiendo otros temas mucho más vistosos como los ecos de la tarde negra en Culiacán, o el asilo a Evo Morales.

Gracias a ello, y a pesar del deterioro, el presidente conserva niveles importantes de popularidad, mientras que el gobernador casi no existe, no se le ve, y va perdiendo simpatías entre sus gobernados.

Son maneras distintas de comunicar, pero eso crea la percepción sobre un gobernante, y “percepción es realidad”.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones