Sábado, 23 de Enero 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El circo de las ideologías

Por: Eugenio Ruiz Orozco

El circo de las ideologías

El circo de las ideologías

José Clemente Orozco formó, junto con Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, la triada de pintores cumbre del muralismo mexicano, escuela surgida de la Revolución. Sus trabajos más importantes están en nuestra ciudad, en el Instituto Cultural Cabañas, en Palacio de Gobierno y en la Universidad de Guadalajara, -El Hombre en llamas, Hidalgo Libertador y El pueblo y sus falsos líderes son realmente excepcionales-. En el caso del Hidalgo Libertador, ubicado en la escalera de acceso a la planta alta del edificio que alberga al Poder Ejecutivo del Estado, está pintada una fracción del mural que se denomina El circo de las ideologías. En él se encuentran una serie de payasos y malabaristas calzando gorro frigio, vistiendo uniformes militares y ropajes talares, jugando con los símbolos ideológicos de las distintas corrientes del pensamiento político: hoces cruzadas por martillos, escarapelas, cruces suásticas, estrellas rojas, fasces y hachas, medias lunas, cruces cristianas, etcétera.

Las ideologías son aquellas construcciones de la inteligencia que definen una forma de pensar y, por tanto, el comportamiento de los ciudadanos en sus relaciones políticas; son parte de su identidad y están constituidas por las creencias que cada persona tiene respecto del Estado, la sociedad, la economía y la cultura en general. Cuando un grupo social coincide respecto de determinadas ideas se organiza en partidos y es, a través de ellos, que interviene en los procesos de elección de los funcionarios públicos que lo han de representar en los órganos del poder público para garantizar el cumplimiento de sus propuestas. Es un tema de afinidad y confianza.

Para distinguir las ideologías, desde la Revolución Francesa se acudió a una referencia espacial, así hablamos de derecha, centro o izquierda. Cada una de estas configuraciones tiene una serie de características más o menos aceptadas por todos. A la derecha, corresponde un pensamiento que acentúa las virtudes del individualismo, la empresa, el libre mercado, la propiedad privada, etc. A la izquierda, pertenece una visión socialista, se tiene una concepción estatista del poder, se cree en la economía dirigida (desde el gobierno), en la propiedad colectiva y en una política de bienestar social con base en los subsidios públicos. En el centro, se ubican aquellos que creen en las garantías individuales y sociales del individuo, en la propiedad privada y ejidal, el sistema de economía mixto, etcétera.

Este año habrá elecciones para renovar la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, el Congreso Local y los 125 municipios de Jalisco. Los ciudadanos deberemos ejercer nuestro derecho de cómo y por quién queremos ser gobernados. Los partidos políticos y sus candidatos habrán de proponer su oferta y compromisos para que nosotros decidamos nuestro voto. El problema es ¿en quién creer?  y ¿por quién votar?  El pragmatismo substituyó a las ideologías y los que ayer fueron rojos, hoy son amarillos, los amarillos son azules, los azules son rojos, los verdes son multicolores y en ese circo de malabaristas que aspiran a representarnos ya no sabemos dónde quedó la bolita.

eugeruo@hotmail.com

Temas

Lee También