Lunes, 06 de Diciembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El bello sueño de ser magistrado en Jalisco

Por: Isaack de Loza

El bello sueño de ser magistrado en Jalisco

El bello sueño de ser magistrado en Jalisco

Imagínate que todos los días te depositaran cuatro mil 434 pesos libres. Así: sin pagar impuestos. Directitos para que los gastes en lo que tú quieras.

Ahora imagínate que eso no es un sueño, que en realidad sucede, que ocurre aquí en Jalisco y que el lugar en donde pagan esa nada despreciable cantidad es el Supremo Tribunal de Justicia del Estado. Ajá: ahí al ladito del Congreso, en el Centro de Guadalajara, donde también pagan bonito.

Pues, aunque no me lo creas, hay 34 magistrados que se llevan eso a su bolsa al día: más de cuatro mil pesos libres de polvo y paja.

Entre su sueldo mensual, la compensación, ayuda para despensa y homologación, cada uno de esos personajes recibe, según los tabuladores de este año del Poder Judicial de Jalisco, la discretita cantidad de 218 mil 853 pesos mensuales, que ya con deducciones queda en 133 mil libres.

Pero ojo: la cifra buena es la que está arriba de 218 mil pesos. Eso es lo que nos cuesta a los jaliscienses mantener la burocracia de diamante en el siempre desapercibido, pero muy oscuro, Poder Judicial de Jalisco.

Para que te enojes más, va el dato anual: cada magistrado nos cuesta a los jaliscienses 2.6 millones de pesos. Pero, por si fuera poco, ellos reciben 457 mil 973. En serio, me cae: 457 mil 973 pesos más en “prestaciones anuales”, así que cada uno de esos espacios cuesta tres millones 084 mil pesos en números redondos.

Y para sumar al escándalo, les recuerdo que son 34 de ellos, así que su bella presencia vale 104.8 millones de pesos al año. Una cifra que está fuera de cualquier comprensión para dividirse en 34 personas.

¿A poco no es para enojarse que en un país donde la Unidad de Medida y Actualización (IMA) es de 89 pesos al día haya quien se lleve más de cuatro mil?

Pero espérate, porque si revisas el portal del Supremo Tribunal de Justicia, te enterarás que su labor es vital para hacer frente a la inmensa responsabilidad de la impartición de justicia. Y cito: “con estricto apego a la ley y respeto irrestricto a los derechos humanos, trabajando siempre de forma profesional, objetiva e imparcial, con el fin de preservar el estado de derecho que contribuya a la paz y el equilibrio social”.

Los magistrados, en la teoría, son seres humanos intachables, incorruptibles y servidores públicos honorarios, pues en sus manos recae el destino de miles de personas y su tarea es inmensa. En la práctica… Bueno, en la práctica, esas miles de personas que resienten los estragos de un sistema de justicia lento y burocrático lo ponen en evidencia todos los días.

Este análisis de pesos y centavos viene a colación por el aborrecible acto en el que se señala al abogado José de Jesús Covarrubias Dueñas, hasta la semana pasada magistrado presidente de la Quinta Sala Especializada en Materia Civil, y a quien no sólo antecede una amplia carrera como docente en la Universidad de Guadalajara, sino un currículum de 115 hojas repletas de todas y cada una de sus actividades profesionales, en las que nos presume cursos, ponencias, seminarios, reuniones de trabajo, conferencias, reconocimientos y hasta cursos de periodismo.

Nada de eso importa ya. La evidencia en video de su abuso contra una menor de 15 años y la serie de denuncias públicas que pesan en su contra por hechos similares, ponen en entredicho la legitimidad de su nombre, de quienes desde el Poder Judicial y la Universidad de Guadalajara lograron protegerlo durante años, y por supuesto, esa honorabilidad que en la teoría debería caracterizar a los bien remunerados magistrados de nuestro Estado.

Ahora nos queda no olvidar. Recordar a este perfil y obligarlo a que afronte las consecuencias de sus actos. La tarea para tratar de dignificar a esa profesión hoy queda en manos de la Fiscalía estatal, del Congreso de Jalisco y del propio Poder Judicial, pero la tarea de llevar al sótano de la historia de la función pública a esos personajes deleznables está en manos de todos.

Temas

Lee También