Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 17 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

Efemérides I

Por: María Palomar

Efemérides I

Efemérides I

En la entretenida sección titulada “Sucedió hace 100 años”, el benemérito Calendario de Galván pinta muy bien, con unos cuantos brochazos, el desastre que era México en 1918. No es que sea consuelo, pero tampoco es malo pensar que de peores hemos salido.

Una noticia insólita desde Jalisco abre el año: el 17 de enero, “en el cerro de San Miguel, Chapala, brota un geyser de agua caliente que alcanza tres metros de altura y algunos días después pasa de diez el alto del chorro”. El cerro está en medio del pueblo (el ayuntamiento está adosado a él, y la parroquia a una cuadra);  se puede suponer que ese venero fue el aprovechado para los famosos Baños Termales que todavía en la década de 1970 funcionaban muy cerca, al pie del cerro sobre la calle de Hidalgo (la salida a Jocotepec).

Ese mismo día, se lee que “regresa a México el Presidente de la República, que desde fines del mes anterior recorría los estados de Hidalgo, México y Querétaro, en viaje de recreo”. Pues qué bien que el funesto caudillo Carranza se haya dedicado a pasearse, al cabo que el país nomás estaba incendiado con levantamientos y represiones por todos lados.

El 7 de julio, en Lagos, fue aprehendido el Arzobispo de Guadalajara don Francisco Orozco y Jiménez por los esbirros del facineroso Manuel Diéguez, mandamás en Jalisco, y pasó otra vez al destierro. Las manifestaciones de la inmensa mayoría católica jalisciense empezaron el 22 de julio, con Anacleto González Flores al frente de las protestas.

La noticia más importante del año fue, sin lugar a dudas, la firma del Armisticio de Compiègne el 11 de noviembre, por el cual se puso fin a los cuatro años de guerra que costaron más de 18 millones de muertos. La delegación de los aliados victoriosos estuvo encabezada por el Mariscal Ferdinand Foch, a quien acompañaba su jefe de Estado Mayor el General Maxime Weygand, famoso militar de quien se ha dicho que era hijo de la Emperatriz Carlota y que tuvo una participación destacada en ambas guerras mundiales (murió a los 98 años, en 1965, en París).

1918 fue también el año de la influenza española, que en pocos meses se cobró en Europa muchas más víctimas que la guerra. El Calendario de Galván informa que sus peores efectos se sintieron en la República sobre todo de octubre a diciembre, y se calcula que dejó medio millón de muertos.

El año cerró el 11 de diciembre con el Manifiesto del general Felipe Ángeles (el llamado Plan de Río Florido, firmado en Tejas, donde se había refugiado con el apoyo del gobernador sonorense José Mª Maytorena). Ángeles, uno de los escasos líderes respetables de “la bola”, culto militar de carrera leal a Madero, escribió que “imponer con las armas reformas que dicta la voluntad de un jefe o de un partido es reincidir en el despotismo y menospreciar las instituciones democráticas”. Menciona “la impostura de Carranza”, a quien acusa de “retrotraer” a la República a la época de Santa Anna.

YR

Temas

Lee También

Comentarios