Lunes, 28 de Noviembre 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Oposición, entre lagartos

Por: Diego Petersen

Oposición, entre lagartos

Oposición, entre lagartos

Ya los doblaron. Cayeron como moscas uno por uno, víctimas de sus propios pasados: Carlos Marín, ex secretario de Sedatu con Peña Nieto; Miguel Ángel Mancera, ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México; Antonio García Cornejo, medio hermano del ex gobernador de Michoacán; Sylvana Beltrones, hija del ex gobernador de Sonora y uno de los políticos de más larga historia. Todos se doblaron, todos tenían “principios muy firmes” y una historia que no se podía contar.

El senador Ricardo Monreal y el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, hicieron lo que tenían que hacer: buscar los votos. A nadie sorprende que el poder actúe usando las herramientas del poder, algunas sin duda reprobables y hasta gansteriles. El problema es la debilidad de los opositores que se doblaron más rápido que una barra de chicle.

Tenemos en el Congreso senadores y diputados lagartos: hocicones, arrastrados y con cola muy larga. Si doblaron a nueve priistas y dos perredistas fue porque no aguantaron; en sus expedientes debe de haber más de una cosa vergonzante si no es que algún delito o falta perseguible. Eso no quiere decir que los panistas y emecistas no tuvieran problema, sino simple y llanamente no necesitaron más votos. Tenemos también en las mismas cámaras personas de gran altura moral y con ideas que saben defender, independientemente de que estemos o no de acuerdo con ellas.

Esa es la oposición con la que hay que construir. A nadie, ni siquiera a los morenistas, les conviene una oposición tan débil de cara al proceso de sucesión. Como a todo partido en el poder, a Morena se le van pegando las rémoras, los oportunistas de los diferentes partidos. Eso les ha permitido ir generando cada vez más control de los espacios políticos, desde las gubernaturas hasta las presidencias municipales, sin embargo, el costo de descomposición interna también se paga.

La concentración de poder en manos de Presidente es proporcional a la debilidad de la clase política que antes estaba en el poder y hoy en la oposición. Si ganó como ganó y está ganando las votaciones como las está ganando, es producto de años de corrupción. Es cierto, a la oposición le falta una narrativa, pero antes que eso le falta cara, le faltan rostros, perfiles que puedan presentarse ante la ciudadanía sin un pasado vergonzante. 

Un proyecto alternativo de país, independientemente de que pueda o no ganar la elección de 2024, necesita ser creíble y hoy por hoy la Alianza o lo que quede de ello, no lo es.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones