Sábado, 19 de Septiembre 2020
Ideas |

Déficit policial sin resolver

Por: Jaime Barrera

Déficit policial sin resolver

Déficit policial sin resolver

Desde el 2018 el último Censo de Administraciones Públicas Estatales alertaba que Jalisco era el peor estado en la tasa de personal destinado a funciones de Seguridad Pública. Esa estadística señalaba que eran apenas 37 por cada 100 mil habitantes, mientras que Nuevo León tenía 114 o la Ciudad de México 976. En esas fechas también los números del INEGI advertían del grave déficit de policías municipales y estatales en Jalisco. Teníamos 0.7 policías por cada 1000 habitantes, cuando el estándar mínimo nacional de la Secretaría de Gobernación dicta 1.8, o peor, si atendemos el estándar de la ONU que es de 2.8.  

A casi dos años de aquellas mediciones, la situación lejos de mejorar sigue igual o peor a juzgar por los datos revelados en el último Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario y el Censo Nacional de Gobiernos Municipales y Demarcaciones Territoriales.

De los 217 mil 767 policías estatales que existen en todo el país, en Jalisco tenemos sólo tres mil 104, que representan el 1.42 por ciento del total. Con ese número de uniformados, Jalisco se ubica a media tabla en la lista de entidades por cantidad de policías, muy lejos de los 86 mil 697 que tiene la Ciudad de México, de los 21 mil 503 que tiene el Edomex, 18 mil 170 de Veracruz, 8 mil 201 de Oaxaca y los 7 mil 87 de Chiapas que están en el top 5 de este ranking.

Si analizamos la realidad cuantitativa de las 125 Policías municipales, el panorama también es altamente preocupante. De los 12 mil 136 policías municipales que hay en Jalisco, más de un tercio se concentran en Guadalajara (2 mil 402 elementos) y Zapopan (2 mil 266). La creación hace un año de la Policía Metropolitana no implicó un aumento en el número de policías ya que se integró con reclutas de las distintas corporaciones. Le siguen seis municipios con cuerpos policiales de menos de mil elementos (Tlaquepaque con 870, Tonalá 685, Tlajomulco 668, Puerto Vallarta 657,Tepatitlán 228 y Zapotlán 214), después nueve municipios con entre 100 y 200 elementos (El Salto 186, Ocotlán 162, Lagos de Moreno 150, Arandas 146, Autlán 132, San Juan de los Lagos 113, Zapotlanejo 114, Poncitlán 109 y Cihuatlán 100), luego 13 municipios con comisarías con menos de 100, y luego una larga lista de 94 municipios que tienen menos de 50 elementos. Es decir, en estas condiciones está más del 75 por ciento de los 125 municipios de la Entidad. Tuxcacuesco con 4 policías, Tonaya con 5 y La Manzanilla de la Paz con 6 son los que menos tienen de los 16 municipios que cuentan con menos de 10 policías. 

Lo dicho, no habrá estrategia de seguridad que funcione en Jalisco si no se abate primero este déficit de policías municipales y estatales, y se invierte para que la Entidad deje de estar en los últimos lugares del País en número de personal dedicado a la seguridad pública. 

Estos rezagos en número de elementos policiales, que se suman a los que se tienen en número de ministerios públicos y jueces, tienen colapsados nuestro sistema policial y de justicia para el beneplácito de los grupos delincuenciales y desgracia para los ciudadanos víctimas de la inseguridad.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También