Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 26 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

¿De un acuerdo trinacional a tres binacionales?

Por: Jaime Barrera

¿De un acuerdo trinacional a tres binacionales?

¿De un acuerdo trinacional a tres binacionales?

El acuerdo de entendimiento que respaldaron ayer los gobiernos de México y Estados Unidos tras más de un año de negociaciones en materia comercial es, en estricto sentido, más un primer paso para convertir el Tratado de Libre Comercio en tres acuerdos binacionales, que uno que asegure el nacimiento del TLCAN 2.0.

Así lo dejó claro el propio Donald Trump al hacer énfasis que el NAFTA (por sus siglas en inglés), que siempre condenó por el enorme daño que, según él, le había causado a Estados Unidos, ahora se llamaría “Acuerdo Comercial entre Estados Unidos y México”.

Trump cumple así parcialmente su estrategia de negociar por separado con México y Canadá, pero también avanza en 50% en dirección de su amenaza de sepultar el TLCAN y hacer acuerdos binacionales con sus países vecinos.

Por ello se abrieron, desde ayer, varias incógnitas que tendrán que ser despejadas para tener certeza si el acuerdo trinacional sobrevive o no a la volubilidad y a los cambios de ánimo de Trump. La primera será si en las negociaciones con Canadá que empiezan mañana en Washington, los negociadores de Estados Unidos tienen permiso de sentar en la mesa a los representantes del Gobierno mexicano saliente encabezados por el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y el canciller Luis Videgaray, y del representante de AMLO, Jesús Seade, o si les cierran la puerta para negociar sólo con Canadá como lo hicieron con México las últimas seis semanas; si se pasa esa aduana, lo que sigue es saber si los canadienses avalan lo acordado entre sus hasta hoy socios comerciales o las rechazan; y finalmente, si Estados Unidos busca sólo un acuerdo comercial con Canadá que obligue a México a tener que negociar a solas con los canadienses.

Lo que puede impedir que Trump cumpla su eventual plan de convertir el TLCAN en acuerdos binacionales es que el Congreso de su país sólo lo facultó para negociar un acuerdo trinacional, pero el riesgo es que como ya lo ha hecho, vuelva a desafiar ese mandato legislativo, echando abajo los acuerdos alcanzado hasta ayer.

Lo que también juega contra la evolución del TLCAN son las presiones sociales con las que pueda llegar el Gobierno canadiense a la mesa, para definir en sólo cuatro días los intereses de ese país en el acuerdo, cuando EU y México negociaron solos casi seis semanas.

A reserva de conocer a detalle los términos de lo negociado entre los representantes de Trump y Peña-AMLO, lo que hay que decir, es que claramente la presencia del equipo del Presidente electo ayudó a destrabar las negociaciones que parecían estancadas. Sin duda el acuerdo binacional con Estados Unidos es una buena noticia, pero lo mejor para México es que se mantenga el acuerdo trinacional, por lo que Canadá ayuda a atenuar las grandes asimetrías entre nuestra economía y la de nuestro vecino del Norte. Veremos.
 

Temas

Lee También

Comentarios