Jueves, 22 de Octubre 2020

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Crece el terror de los desaparecidos en Jalisco

Por: Jaime Barrera

Crece el terror de los desaparecidos en Jalisco

Crece el terror de los desaparecidos en Jalisco

Si a mediados de julio que se dio a conocer un corte del Registro Nacional de Personas Desparecidas y No Localizadas (RNPDyNL), que hicieron la Secretaría de Gobernación y la Comisión Nacional de Búsqueda, en el que Jalisco ya aparecía en el primer lugar de cadáveres extraídos de fosas clandestinas con 487 entre diciembre y julio, y en el segundo lugar de desapariciones con 10 mil 239 casos (826 más que la estadística estatal hasta junio) que representaban casi el 14 por ciento del total en el país, fue una sacudida para recordarnos la dimensión de la tragedia que padecemos por estas expresiones delincuenciales que son las más crueles y las que más dolor causan entre las familias de las víctimas, la actualización que hizo ayer de ese mismo RNPDyNL, el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, y que documentó cómo el problema lejos de disminuir ha crecido y ha puesto a la entidad a la cabeza de casi todos estos indicadores de terror, debe ser otro fuerte llamado de atención para que las autoridades federales, estatales y municipales revisen sus estrategias para enfrentar este flagelo, que están siendo a todas luces erráticas.

Y es que Jalisco volvió a aparecer en el primer lugar en el número de los cuerpos exhumados de fosas clandestinas y pasó del segundo al primer sitio con el mayor número de desaparecidos y no localizados del 1 de diciembre de 2018 al 30 de septiembre de 2020. Si en el corte de julio los desaparecidos en Jalisco representaban el 14 por ciento, en el de ayer subió al 25 por ciento de todos los casos ocurridos en el país en este lapso, lo que confirma que este lastre creció de manera alarmante durante estos meses de pandemia.

Pero no sólo eso, a decir de Encinas, nuestra entidad se unió, junto con Colima y Sonora, al grupo de cinco estados (Veracruz, Tamaulipas, Guerrero, Sinaloa y Zacatecas) en el que mayor número de casas del terror se han localizado, en muchas de las cuales se encuentran las fosas clandestinas.

Este dato, desafortunadamente, confirma que ante este fenómeno delincuencial de la aparición de las llamadas también casas de la muerte, donde se priva de la libertad, se tortura, se desmembra y se asesina, que empezaron a localizarse cada vez con mayor frecuencia desde el 2018, y que significó una escalada y una nueva expresión de la crisis de inseguridad y violencia que padecemos en Jalisco, las corporaciones policiales no supieron ni han sabido cómo contenerlo y erradicarlo.

Lo dicho, si bien es de reconocerse el esfuerzo del gobierno estatal para hacer más sistemática y permanente la búsqueda de las y los desaparecidos, se debe hacer mucho más para desmantelar la trama criminal que hace operar estas casas del terror, que necesariamente deben incluir la complicidad de malos policías, y que son la primera parada de muchas desapariciones. Por eso urge detener y encarcelar a los raptores, asesinos y cómplices, además de seguir buscando a los que desgraciadamente ya no están vivos pero sus familiares sufren por no saber de su paradero.

jbarrerar@gmail.com

Temas

Lee También