Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 15 de Diciembre 2019
Ideas |

Contaminación en la ZMG: el capital por encima de la vida

Por: Rubén Martín

Contaminación en la ZMG: el capital por encima de la vida

Contaminación en la ZMG: el capital por encima de la vida

Para los creyentes, el Niño Dios trajo más que regalos la Navidad de 2018. Las fiestas navideñas provocaron que el 25 de diciembre se tuviera el día más contaminado de la historia desde que se creó en 1994 la Red de Monitoreo Ambiental que mide la calidad del aire en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG).

Ese miércoles, la estación de Las Pintas marcó 324 puntos Imeca (Índice Metropolitano de Calidad del Aire), el nivel más alto jamás registrado, lo que obligó a activar una contingencia atmosférica fase 3 por primera vez. Esos niveles Imecas significa una calidad del aire “extremadamente mala”.

Esa extrema contaminación fue provocada por la actividad cotidiana de la urbe y por la actividad navideña de quema de pirotecnia y hacer fogatas en la calle. Pero el nivel de extrema contaminación del 25 de diciembre no es solo responsabilidad de la típica actividad navideña. Para periodistas especializados, como Agustín del Castillo, también existió pasividad y negligencia de la autoridad al no tomar las medidas preventivas para evitar una situación así.

Pero lo que ocurrió el pasado 25 de diciembre es un episodio más en la historia de las relaciones entre las actividades productivas y el derecho a la salud de la población.

Esa relación ha sido especialmente problemática al sur del AMG. Por razones geográficas, el Cerro del Cuatro dificulta la dispersión de contaminantes “como las partículas de fracción respirable, ya que la elevación del cerro hace que los vientos choquen y disminuya drásticamente su velocidad. Esto provoca que la concentración de los contaminantes aumente”, escribieron Arturo Curiel Ballesteros, Guadalupe Garibay y Valentín Hernández, en un ensayo de 2007.

Los colonos de Miravalle, y otras colonias del Sur de la Entidad, tienen una tradición de lucha contra la contaminación de más de tres décadas justamente porque han padecido el deterioro de la salud a causa de la baja calidad del aire que respiran.

Dos fugas de gas ocurridas en industrias del Sur de Guadalajara en 1984 y 1985 motivaron a vecinos de la zona a crear el crearon el Comité de Lucha Contra la Contaminación del Medio Ambiente. En 2006, los vecinos de Miravalle llevaron a cabo varias movilizaciones para exigir a las autoridades la revisión y clausura de fábricas como Cemex. “Exigimos nuestro derecho a la salud, por encima de cualquier interés económico”, reclamaron los vecinos de Miravalle.

A pesar de estos reclamos, las autoridades ambientales y sanitarias estatales desestimaron a los vecinos negando que la contaminación fuera directamente causante de muertes de colonos de la zona. Pero el estudio de Curiel, Garibay y Hernández y una investigación del mismo año coordinado por Hermes Ramírez, confirmaron la relación entre contaminantes y las afectaciones a la salud de la población.

Al rechazar que exista esa relación entre contaminación y afectaciones a la salud, históricamente la autoridad se ha puesto de lado de las actividades económicas y del capital y no de la salud y la vida.

Debido a esa política estatal a favor del capital, las cosas se han agravado en toda la metrópoli y lo que era una lucha de vecinos de Miravalle y otras colonias del sur de la ciudad, ya es una lucha de todos los habitantes de la metrópoli, por la supervivencia. No podemos permitir que las normas ambientales estén dictadas por el capital. Se debe poner por delante la vida.

Temas

Lee También