Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Octubre 2019
Ideas |

Conferencias taurinas. Toreros de Jalisco: remembranzas y bohemia

Por: Patricio Fernández Cortina

Conferencias taurinas. Toreros de Jalisco: remembranzas y bohemia

Conferencias taurinas. Toreros de Jalisco: remembranzas y bohemia

El pasado jueves 10 de octubre de 2019 se llevó a cabo la segunda de las conferencias taurinas organizadas por Tauromaquia Mexicana, Capítulo Jalisco, en la Cámara de Comercio, a cargo de cuatro matadores en retiro. Moderó la velada Don Roberto Guerrero, gran aficionado taurino, conductor y melómano.

Los matadores contaron cómo se hicieron toreros y cantaron algunas canciones, acompañados por el cuarteto “Los Rodríguez”. Don Roberto abrió la caja de los recuerdos señalando que el toreo es arte, valor, casta, anhelos, deseos y que también es bohemia, porque un muletazo, como una copla, llega al corazón.

“El Algabeño” contó que se hizo torero después de haber asistido a una novillada a los 14 años de edad. Dijo que, desde entonces, y más ahora que nunca, sueña que le van a dar toros cada domingo. Tomó la guitarra y cantó el “Corrido chonero”, de su autoría: “Me voy de torero bueno, voy a ingresar a la unión, de los valientes toreros que dejan su vida en los pueblos, llena de puras heridas. Con estos avíos buenos, voy a torear a los pueblos, a torear a los choneros, que dejan puras cornadas junto con puras hambreadas…”

Pepe Murillo dijo que su abuela paterna lo llevaba a El Progreso, donde vio a Curro Leal y a Paco Camino. Señaló que los novilleros se hacían de la nada, toreando cebús en los novenarios de los pueblos. Para hacerse torero se fue a la Ciudad de México. Cantó “Hoja seca”, de Roque Carbajo, famoso por haber salido de su casa por unos cigarros y regresar 30 años después.

Carlos Vidal expresó que muchos novilleros vivían cerca de El Progreso, y eso los hacía sentirse toreros. Dijo que en una ocasión su tío lo llevó a una novillada y que al regresar a su casa acabó con todas las toallas que usó de muleta. Participó en las vacadas del Cortijo La Venta, de la calle Federación, así como en las “chonadas” de los pueblos. Cantó “El Andariego”, de Álvaro Carrillo.

Raúl Gómez “Campero” señaló que se inició también en La Venta, y que se metió a trabajar en el zapato para estar cerca de la plaza. Contó que una vez que iba a torear, su mamá lo mandó arrestar cuando iba por la calle vestido de torero. Cantó “El primer tonto”, de Joan Sebastian, y “Desdén”.

La siguiente conferencia será en el mismo lugar, a las 20:00 horas del próximo jueves 17 de octubre, a cargo de ganaderos de Jalisco. Entrada gratuita.

Temas

Lee También

Comentarios