Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Junio 2019
Ideas |

Combate estadístico de la delincuencia

Por: Diego Petersen

Combate estadístico de la delincuencia

Combate estadístico de la delincuencia

Guillermo Zepeda Lecuona, uno de los mejores estudiosos del fenómeno delictivo en este país y hoy funcionario del gobierno del estado, acuñó el término “combate estadístico de la delincuencia” para referirse a la obsesión de los gobernantes por mejorar la estadística y no la seguridad.

La batalla del gobernador Enrique Alfaro por sacar de su conteo a los cadáveres encontrados en fosas clandestinas, pues dice, no son de su periodo, es tan absurda como las explicaciones de que los violentos vienen de fuera o el se matan entre ellos que nos recetaron otros gobernadores. Hay una forma de medir la incidencia delictiva y es la que es. Tan absurdo es decir que los muertos le pertenecen a un presidente o gobernador como decir que vamos mejor si hacemos maromas mentales o cambiamos la forma de medir.

La manera correcta y útil de medir (las mediciones no se hacen para favorecer o golpear políticos) es comparando los periodos contra el mismo del año anterior. Comparar contra el mes próximo pasado te puede decir si hay un cambio significativo por algún evento puntual, pero no debe ser considerado por lo mismo como una mejora o un deterioro en este caso de la seguridad.

El gobierno tiene que concentrarse en la construcción de una seguridad duradera y de largo plazo

Si revisamos los datos mes a mes los números son bastante estables no solo este año, sino desde agosto pasado que superamos la barrera de los 200 homicidios mensuales (en ese mes fueron 225) y desde entonces no hemos logrado bajarlo. Los picos mayores son octubre con 258 y febrero con 262. Si vemos el promedio mensual de los últimos cinco meses de 2018 es de 234 homicidios por mes y los cinco primeros de 2019 es de 233. Esto es, estamos ante un fenómeno agravado desde hace diez meses, tristemente estable.

Las estadísticas no mejoran la seguridad. Son instrumentos de medición para que quienes tienen a cargo la política pública tomen decisiones. Sería muy grave que piensen que efectivamente hay un resultado en este renglón. Para nada, el homicidio en Jalisco está estable, pero en lo más alto desde que se mide. Hasta ahora el gobierno lo que tiene son explicaciones (un enfrentamiento severo entre el Cártel de Sinaloa y el Nueva Generación concentrado principalmente en la zona metropolitana), no soluciones, entre otras cosas porque se trata de fenómenos muy complejos y para los que no existen remedios de corto plazo.

El gobierno tiene que concentrarse en la construcción de una seguridad duradera y de largo plazo. El enemigo es el crimen organizado, no la estadística.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También

Comentarios