Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 10 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Charros y el ave fénix

Por: Salvador Cosío Gaona

Charros y el ave fénix

Charros y el ave fénix

No le ha sido nada fácil, más bien ha sido muy difícil a los Charros de Jalisco lograr el equilibrio y la consolidación como escuadrón ganador en esta campaña 2017-2018 de la Liga Mexicana del Pacífico  (LMP), el máximo circuito beisbolero de nivel profesional Triple A que se juega en el invierno, ya que se han suscitado muchas situaciones que han generado problemas y por ende altibajos en el rendimiento productivo y los resultados exitosos, ocasionando que la novena albiazul haya apenas logrado quedar en el cuarto sitio tras el final de la primera vuelta del calendario regular de la temporada actual, en la ingrata medianía, pero más lamentable es que en lo que va de la segunda vuelta el equipo está en el fondo de la tabla de posiciones muy lejos de los primeros sitios del standing. Han sido un cúmulo de enfermedades, lesiones, bajas de juego e inconsistencia de varios peloteros estelares o que se creía serían muy útiles, mal manejo técnico, errores en estrategia, terminación inoportuna de contratos de algunos peloteros foráneos, así como falta de adecuada coordinación entre integrantes del área directiva en el tema deportivo, entre otros asuntos conflictivos.

Fracasó con su “sabermetría” y se fue dejando al equipo hundido el primer mánager que Charros de Jalisco tuvo en la campaña, que fue Tony Tarasco, más bien dicho, lo removieron de su encargo por no haber generado los resultados que se esperaban por la directiva cuando fue elegido para venir a ser el timonel de los caporales albiazules jaliscienses.

Llego a sustituir a Tarasco un mánager experto: Roberto Vizcarra Acosta, un profundo conocedor de los entresijos de la LMP y de muchísimos de los peloteros que participan en el circuito, aunque pareciere poco visible aún, lo cierto es que pese a que aún persisten conflictos de diversa índole aunque en menor medida que antes en la campaña, ya se empieza a sentir su mano y aunque entre la persistente presencia de claroscuros el conjunto tiene mejor prospectiva.

Aún con el tiempo en contra, pues son pocas ya las series que les quedan por jugar a los Charros de Jalisco, tienen la posibilidad de remontar desde los fríos y oscuros últimos sitios del standing hasta la parte media y quizá acercarse al tercer sitio de la tabla de posiciones y poder así calificar a la postemporada e incurrir con buen ritmo a la lucha por la corona del torneo en esta temporada, ese cetro que ansía la afición y obviamente busca el conjunto para ser además la base del equipo seleccionado de México que nos represente en la sexagésima edición de la Serie del Caribe, cuyos 13 juegos se efectuarán en el Estadio Panamericano de beisbol casa de los Charros en la Colonia Tepeyac de Zapopan, y ganar ese gran serial para México ante la fanática jalisciense y muchos aficionados mexicanos y de los países que integran lo máximo del beisbol
latinoamericano.

Podrá ser posible que Charros repunte y logre calificar y llegar embalado a los Playoffs siempre y cuando sigan jugando bien varios buenos peloteros como José Manuel “Manny” Rodríguez, Edson Daniel García, Agustín Murillo, Alberto Carreón, Carlos Figueroa, Gabriel Gutiérrez, Anthony Alford, Jabari Blash, Tyler Alexander, Iván Salas, entre otros, pero también que la directiva le permita a Roberto Vizcarra evaluar y hacer los ajustes necesarios en el roster y en la forma de administrarlo, aunque ello incluya deshacerse de estelares que no están siendo rentables, como Japhet Amador.

Será factible que Charros logre levantarse cuál Ave Fénix si deja de traer al equipo a peloteros foráneos sin calidad y de obvia muy escasa utilidad, como han sido Juan Víctor Marte, Gabriel Hernández, Josh Zeid, Ernesto Frieri, Chris Colabello, Matt Clark, Jarrod Saltalamacchia y el último “refuerzo” que recién llegó, de nombre Brandon Cunnif.

Pero también será muy importante para  que Charros regrese a ser un equipo altamente competitivo el que no se permita que los buenos peloteros deban dejar de estar en el conjunto justo estando en su mejor momento, como va quizá a ocurrir con el buen relevista Joe Colón y en esa categoría aun estando ahora en un breve lapso de bajo nivel de juego el también buen serpentinero cerrador Robert Stock, pues parece que pronto ambos se irán a su casa al estar así convenido con equipos de Grandes Ligas o de Puerto Rico.

Esperemos también que el gran Sergio Francisco Romo haya llegado en forma óptima y sea tan útil como se requiere. ¡Ojalá! ¡Vamos Charros!

@salvadorcosio1
bambinazos61@gmail.com

Temas

Lee También

Comentarios