Viernes, 16 de Abril 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Charros: que no desmantela y sólo es renovación

Por: Salvador Cosío Gaona

Charros: que no desmantela y sólo es renovación

Charros: que no desmantela y sólo es renovación

El gerente deportivo del club Charros de Jalisco, Raymundo Pedro Padilla, realiza comentarios que considero muy adecuado tengan cabida en este espacio, en relación a lo externado en una colaboración previa inherente a la crítica respecto a los cambios que se han realizado entre los albiazules jaliscienses y Sultanes de Monterrey, que involucran a tres peloteros por cada organización, así como a los comentarios que expresé en torno a lo que ventiló el propio Padilla: que pronto podrían generarse nuevos ajustes en el plantel y con ello la eventual salida de peloteros importantes a cambio de la llegada de otros beisbolistas.

Para Ray Padilla, es plausible el ingreso a las filas albicelestes del outfilder José Juan Aguilar, a quien le refiere importante potencial tanto a la defensiva como en labores de toletero y que a su juicio es un pelotero más completo y por ende más útil que Carlos Figueroa; al igual que refiere desde su punto de vista es mucho mejor como torpedero y eventual integrante de lineup en el infield o el outfild la figura del cañonero cubano Félix Pérez, al que considera más valioso que el también antillano Henry Urrutia; y por último hace una defensa en relación a las cualidades que merecen ser tomadas en cuenta, dice, a cargo del serpentinero Freddy Quintero, al cual le atribuye experiencia y calidad no sólo equiparable sino que considerándose mejor o más eficaz que el derecho Linder Castro, recordando que Castro, Figueroa y Urrutia, fueron cambiados a la tropa regiomontana a cambio de la llegada de Quintero, Pérez y Aguilar. 

No obstante habrá que darle el beneficio de la duda, no es menos importante reiterar el señalamiento que proviene de la crítica —que ha sido abundante por parte de aficionados en redes y en foros diversos— así como de algunos comentaristas, entre los cuales me incluyo, en el sentido de que habría sido una transacción aparentemente desfavorable para Charros de Jalisco.

Ya lo mencioné y lo reitero, siendo este mi punto de vista, que entregar tres hombres icónicos de la institución jalisciense, tres jóvenes, con grandes cualidades, probados, y que todavía tenían mucho qué ofrecer al equipo, es un mal negocio.

Hay que decir que Charros con Henry Urrutia tenía a un elemento fuerte, poderoso, con grandes cualidades en el fildeo en la primera base por su estatura y por su alcance en piernas y brazos.

En la persona de Carlos Figueroa, contaba con un gran jardinero,  joven, que la temporada anterior fue quizá el más sólido con el bat lo mismo al correr las bases y fildeando; y Linder Castro es un pelotero constante, sólido, y con excelentes cualidades que le ha sido de gran valía en los últimos cuatro años. 

Y como también lo expresé, en los casos de Aguilar y Pérez, son peloteros que se les reconoce su trayectoria pero están en una etapa madura, y por ende su posibilidad de aprovechamiento es menor en relación a Figueroa y Urrutia; en tanto los números de Quintero distan de ser refulgentes.

En cuanto a los próximos cambios que ya de alguna manera anunció el gerente de Charros y que, según señala, podrían refrescar e impulsar adecuadamente al conjunto, debo insistir en que deshacerse de beisbolistas de la talla del capitán José Manuel “Manny” Rodríguez Espinoza, Agustín Patrick Murillo —a quien se considera el mejor tercera base de la Liga— y el experimentado Amadeo Zazueta, no parece ser la solución a los problemas que aqueja el equipo, y quizá con su salida se complique más el desempeño de la novena jalisciense. 

Estando ahí los argumentos, será seguramente el desempeño de los peloteros lo que determinará al final si el cambio fue ventajoso o no y para quién.

Bambinazos61@gmail.com

@salvadorcosio1

Temas

Lee También