Lunes, 28 de Noviembre 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Caminar a oscuras y despreciar la experiencia

Por: Salvador Camarena

Caminar a oscuras y despreciar la experiencia

Caminar a oscuras y despreciar la experiencia

En sus memorias*, Miguel de la Madrid cuenta que llegó a sentir que México era un enorme cuarto oscuro en el que debía moverse a tientas.

“Es muy difícil tomar decisiones en un ambiente de tanto desconocimiento. Ahora me doy cuenta de que todo el país es un gran cuarto oscuro en el que hay que caminar a tientas. Poco sabemos de los problemas de los campesinos: no tenemos formas de medir su realidad”, dijo en ese texto al hablar del campo mexicano.

Su libro describe disfuncionalidades gubernamentales, tanto por las ambiciones de sus integrantes como por simples diferencias de opinión sobre cómo abordar los problemas o por falta de conocimiento de estos.

¿Cuánto ha mejorado la capacidad gubernamental para conocer al campo? ¿Cuánta disfuncionalidad de la actual administración se debe a pugnas del equipo que la integra, sean estas por ambiciones o por ideología?

Hoy la Federación tiene menos capacidades para conocer, entre otras cosas, el campo. Y eso se debe al desprecio de AMLO por cuadros experimentados que le hubieran ayudado, de haberlo querido, a entender nuestra producción agropecuaria y nuestra biodiversidad.

Mala época para la gente capaz y comprometida. Esta semana el Gobierno logró su inopinado propósito de cortarse una mano, una que ayudaba a prevenir males sanitarios. Rodó la cabeza del titular del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

Javier Trujillo ha salido del Senasica luego de meses de embates del propio Gobierno y luego de un desdén de años. Ya estarán felices en Palacio.

Ojalá por lo menos López Obrador fuera honesto y reclamara la salida del director del Senasica como su triunfo. Ayer se limitó a decir, a pregunta expresa sobre Trujillo, “sí, renunció ayer o antier al cargo de Senasica. Ya llevaba muchos años ahí, 20, 30 años, y ya era necesario un relevo. Todavía no se decide quién lo va a sustituir. Tiene que ser una gente con experiencia en la materia, en todo lo que es sanidad animal, vegetal, todo el cuidado de lo sanitario, pero todavía no se define quién va a estar, ya pronto lo vamos a resolver”.

La realidad es que Andrés Manuel llevaba semanas fustigando a ese organismo y, sin atreverse a decir su nombre, a quien lo encabezaba. El 10 de octubre, por ejemplo, se lanzó con esto: “El director del Senasica debe de llevar 30 años ahí y lo defienden los grandes productores. Entonces, ya. Es como el procurador de allá de tu estado (en referencia al de Guanajuato, a quien ha criticado)”. Esas críticas surgieron en el marco de la gran idea presidencial de paliar la inflación importando productos a los que se dispensará de inspecciones. ¿Quién sabrá más de riesgos sanitarios, Trujillo o AMLO?

A diferencia de De la Madrid, a López Obrador no le importa quedarse sin información de calidad. Ni sin gente experimentada, como también quedó establecido cuando antes que lamentar la salida del respetado José Sarukhán de la Conabio, quien renunció meses atrás al rechazar una imposición en ese instituto sobre la biodiversidad, Andrés Manuel se ufanó de que gente así se vaya. Estas fueron su palabras el 14 de noviembre: “¿Este José Sarukhán no es el que tardó cuatro años en darse cuenta que éramos distintos?, porque estaba en un organismo, sí, pero se dio cuenta hace como tres meses que éramos distintos, y ya entonces renunció”.

Dos cuadros que le habrían ayudado a este Presidente a caminar mejor las complejas realidades de México, pero que él ha despreciado.

*Cambio de rumbo (Fondo de Cultura Económica, 2004)

sal.camarena.r@gmail.com

Salvador Camarena

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones