Lunes, 08 de Agosto 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Boxeadorazo cuelga los guantes: Mikey García

Por: José Rodolfo Castro

Boxeadorazo cuelga los guantes: Mikey García

Boxeadorazo cuelga los guantes: Mikey García

La noche que derrotó al sonorense Orlando Salido, lo hizo con facilidad, apenas conectaban sus puños el mentón del oriundo de Ciudad Obregón, y visitaba la lona. Mikey García, de Ventura, California, aquella noche del 19 de enero de 2013, con algunas pinceladas, expuso su categoría en el Madison Square Garden de Nueva York. Boxeadorazo, el arte de la defensa y el ataque, seleccionado por expertos para que completara el grupo de las grandes ligas.

Técnico, preciso, rápido, con pegada, serio, elegante, reunión de requisitos para construir el imperio de un gigante. Su palmarés se observaba inmaculado, su debut en 2006. También noqueó al tapatío y extinto Rafael “Chocho” Guzmán, en el Staples Center en Los Ángeles, en 2011. Uno tras otro sus adversarios fueron derrotados. En 40 peleas, había noqueado 30 veces.

Riqueza en repertorio para coleccionar los campeonatos mundiales Pluma OMB, Súperpluma OMB, Ligero CMB, Súperligero FIB, Ligero OMB y FIB, en ese orden.

Sin embargo, de un día para otro, el californiano, considerado entonces como uno de los mejores boxeadores kilo por kilo del mundo, se atrabancó, desafió a Errol Spence Jr., el invicto campeón mundial Welter FIB. El compromiso se efectuó en el AT&T Stadium en Arlington, el 16 de marzo de 2019, García brincó de peso Ligero a Welter, ya estaba ofreciendo ventajas, se veía chaparrón, por su poca talla perdió la pelea y el invicto.

En febrero de 2020, superó a Jessie Vargas, y en octubre de 2021 cayó ante Sandor Martin en el Chukchansi Park, en Fresno, California, la que ya debe registrarse como la última pelea de Mikey García en el boxeo profesional.

Medios periodísticos informan que, de un momento a otro, Mikey García, anunciará oficialmente su retiro.

Las cualidades del estadounidense conformaban una veta de oro para acercarse a las peleas de las grandes bolsas, a las que aspiraba. Tal vez se desesperó, por lo que tomó el atajo, y ya ven cómo le fue, un atrevimiento, una ocurrencia proyectar el enfrentamiento con Spence Jr., ya sugerido por su equipo de trabajo, o surgido del temperamento del californiano. Quienes trabajan con un astro de tales dimensiones, deben proponer realidades, no fantasías para cuidar el empleo. El público esperaba ver a Mikey García ante Lomachenko, queda como una pelea que pudo realizarse…

Y por ahí estaré atisbando.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones