Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 20 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

Bienvenidos a México

Por: Luis Ernesto Salomón

Bienvenidos a México

Bienvenidos a México

La decisión de ofrecer una estancia legal a los migrantes centroamericanos es un primer paso para plantear una solución de fondo al desafío que representa el ingreso de personas en busca de mejor destino por nuestra frontera Sur. El punto de partida está en que todas las personas ingresen de forma legal, mediante una visa o permiso que permita tener registro puntual que reduzca substancialmente la inmigración ilegal que supone enormes riesgos de abusos a los inmigrantes.

Los programas de empleo temporal pueden ser un incentivo inicial, pero lo que realmente importa en una política migratoria es la integración de las personas a la vida comunitaria y productiva. Y eso no puede hacerse mediante restricciones para formar una suerte de guetos, sino que se trata de abrir realmente las puertas y las oportunidades. Por eso el restringir la vigencia del programa anunciado por las autoridades a los estados Chiapas y Oaxaca es desafortunado, puesto que significa discriminar.

Sabemos que la intención de la mayoría de los migrantes centroamericanos es llegar a los Estados Unidos, quienes ya han manifestado su deseo de no aceptar la propuesta migratoria mexicana. Sin embargo, hay una cantidad creciente de ellos que considerarán la oferta en la medida que pase el tiempo y aumenten las dificultades.

Para las autoridades migratorias implica el atender a todos y ofrecerles un mecanismo de estancia legal, lo que supone respeto a nuestras leyes. Así es muy probable que en los próximos días observemos que ante el dilema de ser deportados o aceptar las condiciones del programa, este tenga cada vez más solicitudes.

Por otra parte, hay información de que se forman otras caravanas en Guatemala y Honduras que proyectan hacer la misma ruta que sus predecesores para los siguientes días con lo cual, el tema seguirá vigente. Los desplantes amenazantes de los Estados Unidos con respecto al envío de tropas a la frontera Norte responden a la agenda electoral.

Las campañas para las elecciones intermedias están en su apogeo y en los estados fronterizos se libra una batalla profunda por el liderazgo republicano que se siente amenazado en estados como Nevada, Arizona y Texas. Por lo que la polarización apalancada en las supuestas amenazas que representan los migrantes es una herramienta efectiva para activar a los más radicales de derecha. Las elecciones se desarrollarán el 6 de noviembre, y a partir de entonces seguramente veremos bajar la animosidad oficial, pero la semilla de la discordia ha sido sembrada.

Por eso, México debe profundizar sus acciones para instrumentar acciones de política migratoria, abiertas, humanitarias y eficientes que permitan atender una necesidad social de la mejor forma posible. El punto crucial es la forma como se aplique la ley, y los criterios de respeto a la dignidad y los derechos de todos, especialmente de los menores.

Es un enorme reto, dadas las formas tradicionales de actuar de las autoridades migratorias, por lo que el tema debe de salir de la esfera de la seguridad, para darle una dimensión más profunda. La migración es y será uno de los temas centrales de la política exterior de México.

Para la relación con Estados Unidos quizá el de mayor interés para ellos, mientras que para los países centroamericanos ocurre lo mismo. Y qué decir de la posición que se debe asumir ante problemas como el éxodo de venezolanos a los países vecinos. Es hora de transformar el Instituto Nacional de Migración en una institución menos policial, eliminar las prácticas de detención y deportación con sentido punitivo, y darle un sentido más humanitario con visión internacional. 
 

Temas

Lee También

Comentarios