Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Octubre 2019
Ideas |

Basura, un reto de todos

Por: Jaime Barrera

Basura, un reto de todos

Basura, un reto de todos

Todos los días, en el Área Metropolitana de Guadalajara generamos 5 mil toneladas de basura, eso significa que, en promedio, cada habitante genera 1.13 kilos de desechos orgánicos e inorgánicos.

El problema se agrava porque esa basura va a vertederos y rellenos sanitarios que no cumplen las más mínimas normas ambientales, convirtiéndose en una amenaza para la salud pública, principalmente de las comunidades que están próximas a estas instalaciones.

El mejor ejemplo de estas deficiencias es el basurero de Los Laureles, en Tonalá (que junto con el de Picachos, y dos vertederos privados más son los cuatro que operan en la metrópoli), donde se depositan casi 7 de cada 10 kilos de la basura que se genera en la ciudad, y que ha sido una fuente constante de contaminación al subsuelo por el mal manejo de los lixiviados y de contaminación ambiental por la producción de gases e incendios. Por eso es una muy buena noticia la que hizo ayer el gobierno estatal, en el sentido de que se negó a la empresa Caabsa Eagle, que tiene concesionado el tiradero de Laureles, una ampliación de 12 años para su manejo, y se acordó su cierre definitivo de manera paulatina a más tardar en el 2021.

La crisis en el tratamiento de los desechos sólidos crece exponencialmente en los municipios del interior donde operan más de una centena y al menos el 80 por ciento de ellos son tiraderos a cielo abierto y apenas un 20 por ciento tienen características de rellenos sanitarios.

Sin duda este es un problema que tenemos en todo el país y su epicentro está en la Ciudad de México. Sólo para dimensionar en dónde estamos los tapatíos en este tema refiero el estudio “Flujos de Energía y materiales en las megalópolis” de fines de 2016, de la Porceedings of National Academy of Sciences (PNAS), que analizó las 27 megaciudades con más de 10 millones de habitantes que más residuos generan, pero que también más energía gastan y más agua utilizan. La Ciudad de México apareció en segundo lugar con 12 millones de toneladas al año, sólo por debajo de Nueva York con 33 millones, y muy por arriba del tercer lugar que fue para Tokio, que con menos de la mitad de habitantes que la CDMX produce mucho menos basura. El apunte del estudio era que mientras NY y CDMX tenían poblaciones similares, el PIB per cápita era tres veces mayor en EU, y que la gestión de los residuos era mucho más efectiva tanto en NY como en Tokio, donde se han adoptado “programas de reciclaje muy agresivos”, mientras que en México “la basura se está convirtiendo en un problema sanitario”.

En Jalisco, gobiernos anteriores han hecho los diagnósticos de este problema sin tomar acciones para revertir o contener el fenómeno. Ayer el gobernador Enrique Alfaro y su secretario de Medio Ambiente, Sergio Graf, presentaron el nuevo modelo de gestión de residuos, que junto con los municipios y el Instituto Metropolitano de Planeación pretenden hacer frente de mejor forma y con mejores resultados a este complejo reto. Aseguran que pasarán de una errónea concepción de colecta y entierro de basura, a una idea de procesamiento de los residuos. Ojalá esta vez sí se logre pasar de los planes a los hechos y se pueda convocar a la participación de la ciudadanía, donde sin duda, todos tenemos muchos hábitos que mejorar para disminuir la cantidad de basura que generamos.
 

Temas

Lee También

Comentarios