Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 17 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

Anaya desinflado

Por: El Informador

Mercedes y Chrysler 20 años después

Mercedes y Chrysler 20 años después

La visita de Ricardo Anaya a Guadalajara tuvo claroscuros.

Aunque lo cobijó un público universitario seleccionado a modo, varios asistentes coincidieron en que no prendió. El ejemplo fue el tímido grito de “Presidente, Presidente” que intentaron organizar pero no cuajó.

El evento juntó -pero no revolvió- a los candidatos a la gubernatura del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. El aplausómetro lo ganaron Enrique Alfaro y el ex rector Raúl Padilla, lo que puso en evidencia quién llevó mano en las invitaciones.

Luego de departir “sincréticamente” con panistas y perredistas en la reunión con Anaya, Enrique Alfaro se aventó una declaración digna de Cantinflas.

Primero el emecista dijo que nunca pedirá votos para el PAN, que con el PAN ni a la esquina; segundos después añadió que en realidad no hay partidos malos ni buenos, que las personas son lo que importa; y al final remató que se la juega con Anaya del PAN-PRD-MC para que llegue a la Presidencia ante el “riesgo” de que gane Andrés Manuel e imponga su visión antigua y centralista del país. ¡Ámonos con esa faena!

***

Nos cuentan que el ex gobernador Francisco Ramírez Acuña se topó y platicó con Ricardo Anaya en el hotel cercano al Aeropuerto tapatío.

Llamó la atención que Ramírez Acuña tuvo acercamiento con el “Golden Boy”, luego de ser uno de los más acérrimos críticos de la alianza frentista.

***

En sus redes sociales, Ricardo Gutiérrez Padilla, ex titular del Imeplan, publicó que había ganado el juicio de amparo que le restituye todos sus derechos como profesor investigador de la UdeG.

“Es oficial y definitivo”, escribió. “Nos vemos pronto en la Rectoría General”, añadió. ¿Pues de cuánto será el cheque que le alcanzará hasta para “comprarse” un puesto de rector?

 Recordemos que Gutiérrez Padilla dejó el Imeplan en medio de rumores y un posible distanciamiento del grupo alfarista. Su argumento para renunciar fue que iba a competir por la rectoría de la Máxima Casa de Estudios. Nadie le creyó, por supuesto.

Temas

Lee También

Comentarios