Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

América, 102 años de provocar pasiones

Por: Raúl Romero

América, 102 años de provocar pasiones

América, 102 años de provocar pasiones

Mañana 12 de octubre el Club América celebrará 102 años de ganar, dividir opiniones y ser una de las principales fuerzas que animan el campeonato mexicano.

El club nació en 1916 a iniciativa de dos adolescentes de 13 años, Rafael Garza Gutiérrez “Récord” y su primo Germán Núñez Cortina, ambos alumnos del Colegio Mascarones, que decidieron formar un equipo con los mejores jugadores de su escuela.

Para entonces, desde hace 10 años jugaba en Guadalajara un equipo fundado por el belga Édgar Everaert y un grupo de empleados de empresas comerciales encabezados por los hermanos Rafael y Gregorio Orozco. Precisamente en ese 1916, los integrantes del equipo deciden dejar de llamarse Unión para adoptar el nombre de la ciudad, Guadalajara.

Si el antiguo club Unión había decidido identificarse cada vez más con su localidad, el equipo que se estaba formando en la Ciudad de México tenía otras miras. Como nombre, los adolescentes eligen “América”, porque en esos días se conmemora la llegada de Colón. El escudo del club muestra al continente entero, acompañado de las iniciales “CA”.

Irónicamente, entre 1918 y 1920, el América adopta también el nombre “Unión”, trayendo a la memoria la reflexión de uno de los cuentos de Borges: “Acaso las historias que he referido son una sola historia. El anverso y el reverso de esta moneda son, para Dios, iguales”.

América retoma su nombre en 1920 y domina el entonces llamado Campeonato de Primera Fuerza de Distrito Federal, aunque decae en los años treinta. Mientras tanto, el Guadalajara se establece como una de los mejores equipos de la Liga de Occidente.

Cuando se forma la Liga Mayor en 1943, la atracción entre los dos equipos es irresistible y la enemistad, inevitable. El América y el Guadalajara representan valores encontrados, maneras diferentes de entender el futbol y la mexicanidad.

En 1959 Emilio Azcárraga Milmo, dueño de Televisa, le compra el club al dueño Isaac Bessudo. El plan explícito de Azcárraga es convertir al América en el anti-Guadalajara, el villano de la gran telenovela que es el futbol mexicano. La propiedad de Televisa, la televisora más grande del país, suscitará sospechas que acompañan al equipo hasta el día de hoy.

Los años ochenta son para el América lo que los sesenta fueron para Chivas, una era dorada de triunfos que marcan la personalidad de cada equipo. Si el Campeonísimo es mexicano a más no poder y noble en su humildad, el América de los ochenta alinea a los mejores extranjeros que puede pagar y es altivo en su dominio.

En la temporada 1983-84 llega el que es tal vez el más grande regocijo de los americanistas: derrotan a las Chivas en una Final de Liga. No sólo suman un título; lo quitan de las vitrinas del rival.

Sin recuperar el brillo de los ochenta, en las dos primeras décadas del siglo 21 las Águilas logran convertirse en el equipo más ganador de México por un lapso de casi tres años (entre diciembre de 2014 y mayo de 2017), hasta que el Guadalajara logra darles alcance y restablecer la igualdad.

América llega a sus 102 años gozando de cabal salud, manteniéndose como una de las pocas constantes en la proverbial inconsistencia del futbol mexicano. Campeones se encumbran y pierden su corona, ídolos brillan y se retiran, pero las Águilas siempre dan de que hablar.

Temas

Lee También

Comentarios