Miércoles, 21 de Abril 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Alfaro y la presión a los medios

Por: Rubén Martín

Alfaro y la presión a los medios

Alfaro y la presión a los medios

Las relaciones entre la clase gobernante y el periodismo independiente y crítico siempre serán de tensión, y en el actual gobierno estatal encabezado por Enrique Alfaro Ramírez, no ha sido la excepción. Este año cumplo 30 años de periodista y desde que recuerdo siempre ha habido intentos de los gobiernos en turno para ejercer presión o incluso censurar a los medios y a los periodistas que les parecen incómodos. 

Uno de los instrumentos que más utilizan a su favor es el uso discrecional del presupuesto para publicidad en medios, pues con el garrote de dar o quitar dichos contratos según la información que se publique, se ejerce una presión sobre las áreas comerciales y directivas de los medios y estos influyen en las áreas editoriales y con quienes producen la noticia. Conforme se abultaron los presupuestos de las áreas de comunicación de los gobiernos y los medios dependieron más de esos contratos, las posibilidades de presionar o intentar censurar crecieron en el periodismo de Jalisco.

Así lo hicieron los gobernantes priistas al igual que los panistas Francisco Ramírez Acuña y Emilio González Márquez. Con este fue frecuente el cambio de fuente de información de reporteros incómodos para esa administración, aunque no se hicieran públicos los reclamos a la prensa. El priista Aristóteles Sandoval Díaz mantuvo relaciones cordiales con los medios y nunca criticó públicamente el trabajo de los periodistas, aunque sus operadores de medios sí influyeron en el despido de reporteros y cancelación de programas radiofónicos. 

Pero las presiones y disputas con los medios y con los periodistas están adquiriendo otro tono con el actual gobierno que encabeza Enrique Alfaro. Para empezar, ha cuestionado y denostado el trabajo periodístico que publica información crítica o que al mandatario el parece incómoda. Apenas la semana pasada acusó a los medios que publican información sobre asuntos de seguridad que no siguen la narrativa del gobierno de hacerle el juego al crimen organizado. Una acusación tan seria como peligrosa y además infundada. 

Y ahora los colegas que formaban el equipo de noticias de MVS Occidente denunciaron que el espacio radiofónico que tenían desde 2013 fue cancelado de manera abrupta el pasado 5 de febrero. El espacio radiofónico encabezado por Víctor Hugo Magaña, e integrado por Fátima Aguilar, Adrián Montiel y Elizabeth Arriaga realizaba un trabajo periodístico honesto, independiente y empático con problemas sociales relevantes como es el caso de las personas desaparecidas en Jalisco.

En un comunicado que dieron a conocer ayer, estos colegas no dudan que su despido se debió a que el director de MVS Occidente, Jorge Martínez del Campo, “cedió a las presiones ejercidas por el gobierno estatal, encabezado por Enrique Alfaro Ramírez”. Como es común en estos casos, los directivos que aceptan las presiones del poder tratan de encubrir los actos de censuras cobijados por argumentos económicos. Además de dejarlos sin trabajo, MVS se niega a darles una justa indemnización laboral. 

El reclamo de quienes fueron despedidos de MVS fue retomado por la organización Artículo 19 (dedicada a la libertad de expresión) y por la tarde de ayer emitió un comunicado donde difunde esta denuncia de presión gubernamental en contra de un medio y le pide al gobernador Enrique Alfaro que “reconozca que el derecho a la libertad de expresión no debe estar condicionado por los contratos de publicidad”, que sea tolerante a las expresiones críticas en contra de su administración y que presente una iniciativa de Ley de Comunicación Social que impida que la contratación de publicidad sea utilizada como mecanismo de censura indirecta (aquí el comunicado: https://bit.ly/3rKuiIA). 

La denuncia hecha por los colegas despedidos tuvo resonancia no sólo local, sino nacional, y ante ello el gobierno estatal emitió un comunicado donde “categóricamente” niega que haya presionado para el despido de los colegas que laboraban en MVS Occidente, y dice que se trata de un conflicto laboral interno. Al final afirma que este gobierno respeta el “libre ejercicio de la labor periodística”. 

Si esto es cierto, no deberían existir presiones contra ningún medio y no debería haber medios o periodistas o analistas que replican sin cuestionamiento la propaganda del actual gobierno. Los medios y periodistas de Jalisco exigimos respeto al libre ejercicio de nuestro oficio, que no haya despidos injustificados y que se respeten las leyes laborales en todos los casos. 

Temas

Lee También