Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 25 de Mayo 2018

Ideas

Ideas |

Alfaro y Kumamoto, las marcas

Por: Pablo Latapí

Alfaro y Kumamoto, las marcas

Alfaro y Kumamoto, las marcas

Cuando se ha desdibujado cualquier diferencia ideológica entre los partidos políticos es un hecho que al hablar de elecciones asistimos a una competencia de marcas y no de ideas. Hace seis años fue claro cómo quien ganó la elección presidencial no fue el PRI, sino su candidato, Enrique Peña Nieto, quien durante varios años estuvo fabricando su marca a través de su buen tipo (guapillo) y su relación con una actriz de telenovelas.

Actualmente dos de las marcas más rentables del país se encuentran en Jalisco: son Enrique Alfaro y el joven Pedro Kumamoto. El primero se ha encargado de construir su nombre a través de una participación disruptiva, en ocasiones violenta e intolerante, pero con un discurso de alguien que puede navegar y conquistar el mundo sin necesidad de partidos políticos. Tan es así que ha pululado por varios de ellos, y hoy envía el mensaje de que no necesita alianzas y que incluso sin su actual partido, Movimiento Ciudadano, él saldría bien librado en la elección para gobernador el próximo año.

El caso del joven Kumamoto es diferente; surgido de una organización de jóvenes universitarios llamada Wikipolítica, realizó un gran trabajo electoral para llegar al Congreso, y ha ido creciendo como imagen a partir de su victoria al grado de que ya es reconocido a nivel nacional, y es por cierto visto como el único y auténtico político independiente ya que efectivamente está y ha estado al margen de cualquier partido político.

Ambos, por su propia marca, tienen una enorme posibilidad de ganar, uno la gubernatura de Jalisco y el otro una Senaduría, ya que han seguido fortaleciendo sus cualidades.

Lo interesante surge cuando nos preguntamos por los que vienen atrás. Y es que cerca o abajo tanto de Alfaro como de Kumamoto no alcanzamos a ver figuras que puedan alcanzar una relevancia a su altura. Ni en Movimiento Ciudadano ni en Wikipolítica se ve alguien que haga el ruido que ellos han estado haciendo. En ambas organizaciones políticas le apuestan quizás al arrastre que obtengan Alfaro y Kumamoto, pero hasta ahí, porque no se ve perfil alguno que deslumbre como ellos.

Y entonces, el panorama de quienes tanto por Movimiento Ciudadano como desde Wikipolítica aspiran a una puesto de elección popular aparece como una nebulosa, impredecible, compleja, donde incluso el otro partido fuerte en esta elección, el PRI, podría sacar dividendos.

Quizás el tricolor ya da por perdidas la gubernatura y esa Senaduría, pero abajo puede seguir haciendo un gran trabajo de bases (su especialidad desde siempre) que le rinda resultados interesantes. Y no se ve por dónde esto pueda cambiar ya que para construir otra marca como la de Alfaro o la de Kumamoto, llevaría años.

Temas

Lee También

Comentarios