Sábado, 17 de Abril 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Actuamos o nos morimos de sed

Por: Daniel Rodríguez

Actuamos o nos morimos de sed

Actuamos o nos morimos de sed

El 7 de abril del 2017 se dio por terminada la sequía que por cinco años consecutivos afectó al estado de California en el vecino país del norte. Este fenómeno fue calificado por los especialistas como la temporada de sequía más grave del último siglo, afectó severamente el futuro de parte de la economía de la potencia agrícola de Estados Unidos. El problema no es propio del vecino estado estadounidense y quinta potencia comercial en el mundo; son siete los países (Armenia, Timor Oriental, Marruecos, Argelia, Zimbabwe, Namibia y Etiopía) que afrontan severos riesgos de sequías, que se encuentran localizados en África -uno de los continentes más afectados- en Europa y Oceanía. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación(FAO), en la actualidad la escasez de agua afecta al 40 por ciento de la población y se estima que en los próximos diez años unos 700 millones de personas se verán en la necesidad de desplazarse a otras regiones ante la falta del vital líquido.

Para los residentes de California fueron solamente menos de escasos cuatro años de recuperación y de esperanza de que se pudiera llegar a los niveles normales de disponibilidad de agua, ya que la semana pasada se hizo oficial el anuncio de que el estado está en su segundo año consecutivo de sequía. Una limitación del líquido que pudiera afectar a 74 millones de personas en el occidente de Estados Unidos, según la Universidad de California, Davis. El dato fue ratificado por Bill Patzert, experto en clima del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, quien dijo que se trata de una ‘mega sequía’ que técnicamente inició en 1999 -más de dos décadas- y que solamente ha sido interrumpida ocasionalmente, dando la sensación que se estaba saliendo del problema.

De acuerdo a los especialistas en el tema, México se encuentra en esa riesgosa zona de vulnerabilidad por los cambios climáticos que se han presentado en los últimos años, además de que 14 de los estados de la República -el 52 por ciento de su territorio- está catalogado como árido o semi áridos. Solamente en los últimos cinco meses la sequía -de moderada a extrema- creció en México en un 179 por ciento, según un reporte del Servicio Meteorológico Nacional.

Debe ser prioritario que se implementen medidas más eficientes de infraestructura con mejores sistemas de captación, de riego, distribución y de reuso del agua para estar preparados para algo que parece inevitable.

Debemos tomar con responsabilidad y en serio los riesgos que tenemos a la vista y no actuar con negligencia como sucede actualmente con el manejo que tenemos con la pandemia. ¿Usted, qué opina?.

daniel.rodriguez@dbhub.net

Temas

Lee También