Domingo, 26 de Septiembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

AMLO y su empatía con Maduro

Por: Daniel Rodríguez

AMLO y su empatía con Maduro

AMLO y su empatía con Maduro

La situación interna en Venezuela se viene deteriorando desde hace mucho tiempo y Nicolas Maduro está consciente que es algo que no se puede sostener por mucho tiempo más. En diciembre 8 de 2020, dos días después de las elecciones en ese país sudamericano, cuando denunció que se le intentaba asesinar el dia de la jornada electoral, el mandatario expresó públicamente su intención de sentarse con la oposición venezolana para superar sus diferencias y con Estados Unidos para tratar de terminar con el embargo, en un esfuerzo para superar la crisis que se vive. Sin embargo, Maduro dejó muy clara su posición frente a los norteamericanos al señalar “no seremos colonia de nadie”.

Dos años antes, en febrero del 2018 -al inicio de su administración-, el presidente Lopez Obrador (AMLO) no descartaba la idea de que México pudiera ser sede y mediador en el conflicto de Venezuela al señalar “si nos lo piden las partes”. Incluso se comprometió a extender la invitación al Papa Francisco para que fuera parte del esfuerzo. Sin embargo, la proclamación desde la oposición al designar como presidente interino a Juan Guaido puso contra la pared al gobierno de México, ya que en ese entonces el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, pidió al gobierno de México a que se proclamara por Maduro o por Guaido, lo que enfrió la posibilidad de nuestra país fuera el mediador cuando AMLO respondió ser neutral y abogó por la soberanía de Venezuela. Y hasta la fecha México se ha mantenido como uno de los pocos países que no han reconocido a Guaido como presidente interino de la Asamblea Nacional.

El jueves pasado, cuando Nicolas Maduro manifestó nuevamente su interés -necesidad- de sentarse al diálogo, dijo “estar listo” con algunas condiciones, que se renuncie a la violencia y que se haga con “una agenda realista, objetiva y verdaderamente venezolana”, asumiendo -sin mencionarlo- que sería en México, país que ha hecho un permanente ofrecimiento y que está en la mente de todos los involucrados y muchos observadores políticos.

Recientemente en una entrevista para varios medios mexicanos Geoff Ramsey, quien es el director del programa Venezuela de la Oficina de Washington para Latinoamérica (WOLA), dijo que nuestro país debe de asumir muy en serio la posibilidad de ser el país anfitrión y mediador del conflicto, pero que “Necesitan ser muy cuidadosos con sus declaraciones públicas para evitar parecer que favorecen a alguna de las partes en la negociación”.

Si México es designado como país para esta segunda ronda de conversaciones entre el gobierno de Maduro y la oposición -la primera fue en 2019 en Oslo, Noruega, que resultó un fracaso al no llegar a un acuerdo-, nuestro país debe de dejar muy clara su posición de imparcialidad entre las partes involucradas, lo que que sería difícil de cumplir y resultaría un conflicto de interés ideológico para Lopez Obrador, que se duda mucho pueda dejar de lado la empatía que tiene con Maduro. ¿Usted, qué opina?.

Temas

Lee También