Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 15 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

¿A quién se le ocurrió?

Por: José Rodolfo Castro

¿A quién se le ocurrió?

¿A quién se le ocurrió?

Fue en 1980 en el gimnasio Arce de la Arena Coliseo local, se acercó el match-maker de los promotores, hermanos Graciano, para preguntarle al mánager Nacho Silva, uno de los dos mejores maestros de boxeo de México de todos los tiempos, si aceptaba la pelea entre su alumno, Alberto “Húngaro” Martínez, y el “Tobi” Francisco Javier Núñez, quien entrenaba en el cuadrilátero del Arce.

“Húngaro” se adelantó para responder que aceptaba el encuentro; don Nacho, quien le ponía las vendas en uno de los puños al tapatío, y sin siquiera levantar la cabeza, con voz gorda dijo “no”.

El match-maker apenas caminó un par de metros para invitar a otro boxeador como rival del “Tobi”, eran tiempos en los que entrenaban cientos de muchachos, de boxeadores amateurs y profesionales en ese gimnasio.

El “Húngaro”, bravo como su hermanos, Rodolfo el “Dorado” y Mario el “Azabache”, no comprendía porqué su manager no aceptó la batalla: “Todavía sus huesitos están tiernitos y ‘Tobi’ ya es muy experimentado, espérese a fortalecerse más y peleará ante esos adversarios”, le explicó Nacho Silva.

Apenas una anécdota de cómo los mánagers experimentados cuidan a sus alumnos que inician en esta carrera, no los enfrentan a boxeadores que les pueden aplicar una derrota que acabe con una carrera que en verdad prometía.

Así cuidaron a Julio César Chávez, aplastó a Mario “Azabache” Martínez y ganó su primer campeonato mundial, el superpluma CMB. Así cuidaron a Alejandro “Cobrita” González, estrategia que lo consagró campeón mundial pluma CMB.

¿A quién se le ocurrió enfrentar al nieto del “Güero Papero” Salvador Martínez Carrillo, Ronaldo “Ronny” Ruelas con el sinaloense Eddy Valencia el sábado en el Parque San Rafael? Desde que los boxeadores iniciaron su camino rumbo al ring el físico de Ruelas se veía de menor talla. Apenas sonó el primer campanazo y Valencia se engulló al tapatío, que no podía ni con la experiencia, ni con la edad de su oponente, púgil que presentó la escuela del Pacífico, la que puso de moda JC Chávez, sin escatimar castigo, lanzando volados al rostro de Ruelas, se enteró que está verde, lo que aprovechó para atinar estremecedores golpes al rostro, de esos que terminan con carreras que tienen futuro; combinaciones que desbarataron a “Ronny”, que lo enviaron fácil a la lona, y de los que nunca se pudo reponer. Por valiente siempre se incorporó sólo para continuar exponiendo su activo, el que esa noche del sábado fue reducido a la nada. Lo noquearon en tres rounds.

¿Y su mánager? ¿Y su promotor? No debieron concertar la pelea, porque, se supone, conocían a quien masacró a Ruelas, no lo protegieron, no le ponen atención, cumplieron con colocar su nombre en la cartelera sin medir consecuencias.

Ruelas desciende de un histórico boxeador e ídolo tapatío, tiene el temperamento para levantarse y regresar a la senda del triunfo. Su mánager y promotor, también deben comprometerse, ponerle atención a este talento, desperdiciado en su totalidad el fin de semana.

Ricardo Maldonado señor, Rafael “Cobra” Mendoza, legendarios agentes internacionales, con sus conocimientos, con su experiencia, llevaron a boxeadores a campeonatos del mundo; les cuidaron cada detalle con lupa, escudriñaban los récords de los posibles adversarios de sus representados, hasta encontrar la mejor vía que los convirtiera en campeones del mundo.

Si no le funciona a “Ronny” quienes lo dirigen, que busque el consejo de su abuelo “Güero Papero”… Y por ahí estaré atisbando.

Temas

Lee También

Comentarios