Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 15 de Diciembre 2019
Ideas |

A los 125 años de Juan Palomar y Arias: una columna de él rescatada de 1950 (II)

Por: Juan Palomar

A los 125 años de Juan Palomar y Arias: una columna de él rescatada de 1950 (II)

A los 125 años de Juan Palomar y Arias: una columna de él rescatada de 1950 (II)

GUADALAJARA Y SU ARQUITECTURA

El equilibrio (tapatío) viene de nuestra formación humanista y en nuestro caso, cristiana. Tenemos iglesias fastuosas en comparación con la sencillez de los pueblos que con fe las levantaron, significado de más atención a lo espiritual que a lo material. Tenemos la catedral más amable, de interior magnificencia, que por lo amable ha sido combatida y hasta odiada por algunos forasteros y por algunos extranjeros críticos. (No puede dejar de pensarse en la ignominiosa destrucción, hacia 1992, del ciprés o altar mayor de catedral.)

Hemos demostrado que podemos hacer cosas nobles y poderosas como nuestro Palacio de Gobierno, de fuerza y sencillez como el Museo, antiguo seminario, con uno de los patios más hermosos que haya; complicadas como las fachadas de Santa Mónica y san Felipe, vigorosa dignidad en la del Santuario, altares rebuscados y espléndidos como en Aranzazú, santuarios como en San Juan y en Lagos, pero somos más dados a la cosa proporcionada y sencilla como Capuchinas, alegre y señorial como el Hospicio, de caridad en grande como el Hospital de Belén, y la construcción de casas sobrias, macizas, agradables con sus patios apropiados, los pueblos de trazo en lo general sin complicaciones, con plazas adecuadas. Todo dentro de las condiciones que impone un clima, que en lo general, es una bendición.

En lo moderno, hemos sufrido copias de lo europeo, sin exceso, nos hemos escapado de hacer copias ridículas de caricaturas de lo nuestro y lo poco que se ha hecho colonial aunque anacrónico, es más que aceptable. Desgraciadamente esfuerzos de constructores con tendencias  tradicionalistas pero con elementos modernos, para hacer una arquitectura moderna, pero que sea esencialmente mexicana, no se han continuado. (Escuela Tapatía de Arquitectura.)

En lo actual creemos que se ha proyectado con independencia, con un equipo de constructores hábiles, trabajando a la moderna pero que no se han enredado demasiado con copias metropolitanas o extranjeras. Sin embargo la influencia absorbente de la capital de la nación ha fatalmente impuesto proyectos muchas veces inadecuados para nuestro modo de ser.

Confiamos en poder seguir nuestro camino haciendo vida y arquitectura jaliscienses, pero jaliscienses del medio siglo actual. Ayudando a las demás poblaciones del estado a que se desarrollen dentro de su cuadro local pero en condiciones modernas. Sería de desearse que no creciera tanto Guadalajara, pero sí prosperaran villas y poblados del estado haciendo extensivos a todos ellos nuestra ayuda y nuestra indulgencia. 

Temas

Lee También