Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 19 de Octubre 2019
Ideas |

A la caza de Trump

Por: Luis Ernesto Salomón

A la caza de Trump

A la caza de Trump

El caso de la intromisión rusa en las elecciones que llevaron a Donald Trump a la Presidencia ha entrado en una etapa definitiva. La historia que comenzó luego de que se ordenara una investigación recién llegado al cargo, ha provocado la salida del fiscal general, el despido del titular del FBI, la acusación formal contra Manafort, uno de los hombres clave de la campaña electoral y un sin fin de problemas internos en el equipo del presidente. Pero el caso se ha decantado por la acusación a quién fue su abogado de cabecera Michael Cohen, por su actuar al pagar cantidades de dinero a actrices que supuestamente tuvieron encuentros con Trump, para comprar su silencio.

La clave de este último proceso está en que Cohen aceptó colaborar con la justicia y declararse culpable para obtener una reducción de pena, y ahora se comienza a saber algo de lo que habló.

En un documento presentado a las cortes en la semana pasada los fiscales dan cuenta de un hecho fundamental: por primera vez asumen que el presidente ordenó al abogado que hiciera pagos a sabiendas de que esto era irregular, y lo más grave es que esto había sido públicamente negado por Trump, lo que le coloca en situación comprometida.

Los reportes de quienes siguen el caso indican que el fiscal especial del caso tiene mucha más información que puede llevar a acreditar contactos hasta ahora no conocidos entre el equipo de Trump y personeros y aun autoridades rusas, para lograr lo que los memorandos describen como sinergias políticas y de negocios entre ambas partes.

La historia se apresta a llegar a los capítulos más intensos en las semanas por venir. Es difícil saber si en realidad se prepara un caso encaminado a un procedimiento que lleve a juzgar al Presidente, pero los indicios marcan una ruta en ese sentido. Ahora que los demócratas controlan la Cámara Baja, la situación política es más comprometida para la Casa Blanca.

Más allá de las implicaciones internas de una potencial crisis en Washington, los hechos son relevantes para México, porque es precisamente ahora cuando se plantea un relanzamiento de las relaciones bilaterales propuestas por el nuevo Gobierno. Con estas circunstancias es fundamental profundizar las alianzas que México ha construido con instituciones y personas de la vida política y económica del país vecino, para crecer nuestra capacidad de interlocución en todos los ámbitos, tanto geográficamente como en sectores en donde la relación bilateral es de gran importancia social y económica.

Habrá que ser profundamente respetuosos de los procesos políticos internos de los Estados Unidos, pero habrá que actuar simultáneamente para mantener la interlocución al mayor nivel y en la más amplia cobertura posible que permita mejorar la relación, en medio de la turbulencia que parece aproximarse.

En ese sentido es alentador saber del interés que ha despertado en actores fundamentales de la vida política, académica, de las organizaciones de la sociedad civil y del mundo empresarial la llegada de una nueva etapa política en México. La dimensión de la delegación ampliada de los Estados Unidos a la toma de posesión del Presidente López Obrador resulta alentadora en ese sentido. Hay una propuesta clara de agenda bilateral que incluye las nuevas perspectivas de las autoridades mexicanas que despiertan el interés de nuestros vecinos.

La historia de las investigaciones sobre la trama rusa puede ser un factor tormentoso que abra oportunidades para hablar con más puntualidad con todo el espectro político que tiene que ver con nuestras relaciones. El sentido social que procuran las nuevas autoridades es un aire fresco que llevará nuevas propuestas de gran importancia.

Desde las nuevas zonas libres en la frontera Norte con reducciones de impuestos y precios de la energía, hasta los proyectos de desarrollo en el Istmo y Sur del país son temas que obligan a profundizar el diálogo que permita actuar de forma coordinada para atender además los problemas de seguridad y migración. Mientras Trump lidia con sus problemas legales se abre un espacio valioso para incrementar nuestra presencia constructiva en la vida de los Estados Unidos.

Temas

Lee También

Comentarios