Sábado, 13 de Agosto 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

22 de abril: víctimas de una explosión… y la indolencia de la autoridad

Por: Isaack de Loza

22 de abril: víctimas de una explosión… y la indolencia de la autoridad

22 de abril: víctimas de una explosión… y la indolencia de la autoridad

Corría abril de 2018. Era año electoral y, por supuesto, las víctimas de las explosiones del 22 de abril de 1992 fueron alcanzadas por esa fuerte ola de políticos sonrientes en busca de simpatías que azota a Jalisco cada tres años.

De negro y con una flor blanca en las manos, el muy popular candidato a la gubernatura por Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro, acudió tempranito a la Estela contra el Olvido en la fecha exacta de la conmemoración para dejar su aporte y, hasta eso, decidió no dar declaraciones por respeto a quienes murieron en esa tragedia.

https://twitter.com/EnriqueAlfaroR/status/988070123423449088

Arrojó su flor, le tomaron su foto, la subió a redes sociales y la firmó: 22 de abril: una tragedia que sigue impune, una cicatriz que aún duele, que no se olvida.

Un año exacto después, y ya como gobernador, Enrique Alfaro limpió su agenda para acudir con los damnificados de las explosiones que destrozaron a cientos de familias y dejaron una herida imborrable en Guadalajara.

En 2019, hace tres años, Ana Lilia Ruiz, la presidenta de la asociación civil de las víctimas, celebraba que el gobernador cumpliera con los afectados por el desastre que causó una negligencia de Pemex. “Usted es un hombre de palabra”, le dijo entonces.

Y luego, jubiloso, Enrique Alfaro se soltó.

Aseguró que ese día había “terminado la larga lucha” que los habitantes del cruce de las calles Gante y 20 de Noviembre habían dado contra el Gobierno. Se comprometió a que “todas y cada una” de las demandas de los ciudadanos quedarían resueltas “para siempre”, e incluso le pidió una disculpa pública a Pemex y remató triunfal: “Aquí termina esa historia de negligencia y de irresponsabilidad”.

Aplausos. Muchos aplausos. Logo del Gobierno del Estado. Refundación. Fin del video.

https://es-es.facebook.com/EnriqueAlfaroR/videos/22-de-abril-a-27-a%C3%B1os-de-lucha/416470032236791/

Tres años después, durante la semana en que se conmemora el 30 aniversario de la tragedia más grande que ha vivido esta ciudad, el gobernador está de viaje… y ni siquiera en el país. Tres años después, los mismos ciudadanos que aplaudieron su compromiso no sólo le reprochan que las promesas que les hizo han sido incumplidas, sino que califican a su administración como la más indolente; la más insensible.

Ana Lilia Ruiz ya no lo llama un hombre de palabra. Ahora le exige “que se ponga las pilas” y le reclama que los afectados están lejos de una pensión suficiente y digna, que les falta atención médica, que no hay medicamentos, especialistas ni aparatos ortopédicos.

“Ha sido el peor”, asegura. Hoy, la Estela Contra el Olvido luce así: olvidada, aunque en espera de que le den su manita de gato anual para que las autoridades en turno puedan presentarse y renovar su compromiso público con los afectados de las explosiones.

La herida, tres décadas después, sigue abierta. Y administración tras administración, la obligación de resarcir el grave daño que este hecho causó a los tapatíos ha quedado en eso. Sigue siendo una deuda pendiente.

Enrique Alfaro ya no es el mismo candidato ultra popular que derrotó a Morena y al PRI en los comicios de 2018, y su ausencia en una semana tan especial como la que enmarca este 22 de abril muestra que él mismo lo sabe. Pero, detrás de él, otros políticos vestirán de negro, colocarán su rosa blanca en la Estela contra el Olvido y lanzarán consignas de cambio, un cambio que, tres décadas después, debería estar garantizado y blindado.

La “larga lucha” que el gobernador dio por terminada en 2019 tiene un nuevo frente, y ni los damnificados ni la memoria de quienes ya no están merecen más palabras huecas y efímeras.

Hoy se cumplen 30 años, tres décadas y la deuda sigue sin saldarse. Es un insulto, pero no sólo para los damnificados y las víctimas de la tragedia más grande que ha vivido Guadalajara, sino para los mexicanos y su memoria que siguen siendo usados políticamente, sin resultados reales para quienes sobrevivieron a ver a sus familias desaparecer en la explosión.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones