Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 23 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

* VAR en puerta

Por: Jaime García Elías

* VAR en puerta

* VAR en puerta

“Para abril o para mayo”, como decía la tonadilla que cantaban las hoy abuelas cuando aún usaban calcetas, el VAR (siglas en inglés del video-arbitraje que ya se ha probado en algunos torneos internacionales de futbol) empezará a aplicarse en el futbol mexicano, con lo que muy probablemente se reducirán los efectos trascendentales, ocasionalmente funestos, de los por lo demás prácticamente inevitables errores arbitrales.

En la primera jornada del Torneo de Clausura, dos lances generaron polémica precisamente por las decisiones de los árbitros. Uno fue un “gol” de Escobosa, del Puebla, en el partido del sábado ante los “Tigres”. El otro fue el gol de “Chofis” López, válido para el empate del Guadalajara en Toluca.

*

En la primera de esas acciones —intrascendente al fin, porque no influyó en el resultado—, Nahuel Guzmán, arquero de los campeones, desvió el balón hacia su propia portería… y lo recuperó antes de que cruzara completamente la raya trágica. Las tomas de las cámaras emplazadas en el estadio demostraron que, en efecto, el balón no traspasó “totalmente” la línea de meta, como establece la Regla X para que se conceda el tanto. Mostraron, además, que el juez de línea correspondiente estaba impecablemente ubicado para ilustrar al silbante. Y como las indicaciones del International Board señalan que el gol sólo debe concederse cuando haya la plena certeza de que la pelota entró, la decisión del árbitro Erick Yair Miranda fue la pertinente.

En esa acción, lo más probable es que el VAR hubiera facilitado la resolución del silbante.

*
En el gol del Guadalajara, en cambio, es poco probable que el VAR hubiera influido en la sentencia de Óscar Macías, de conceder el gol, a despecho de las reclamaciones de los jugadores del Toluca en el sentido de que López tocó el balón con el antebrazo izquierdo, luego de bajarlo con el pecho, antes del punterazo que lo mandó a la red.

Ni las tomas de las cámaras, ni el movimiento del brazo, ni la trayectoria de la pelota —ni, para redondear la anécdota, la memoria de Javier, quien dijo haber sido víctima de un curioso caso de amnesia selectiva momentánea— aportan ningún indicio significativo de que, en efecto, el gol estuviera precedido de una infracción y, por ende, debía haberse anulado… y, de paso, el atacante rayado debía ser amonestado.

Como dicen que dijo José Feliciano: “Ya veremos…”.

Temas

Lee También

Comentarios