Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

* Resistencia

Por: Jaime García Elías

* Resistencia

* Resistencia

Por supuesto, eso no se iba a quedar así. Se tenía que hinchar…

La versión de que, so pretexto de proceder a la enésima “reestructuración” del futbol mexicano, los dueños de equipos de Primera División plantearían la posibilidad de suprimir la modalidad del descenso y el correspondiente ascenso de la División inferior, ya generó reacciones —lógicas, previsibles, inevitables…— de los dirigentes de equipos de la ahora llamada Liga de Ascenso.

*

Sus argumentos son absolutamente razonables. Sin dejar de reconocer que en esa Liga hay varios “clubes” que, más allá de las buenas intenciones de sus dirigentes y de las ilusiones de sus aficionados, carecen en absoluto de condiciones para aspirar a una plaza en el máximo circuito, hay otros que sí.

Equipos como Ciudad Juárez, Culiacán y Universidad de Guadalajara –entre otros—, que ya han vivido la experiencia de jugar en Primera División, han hecho inversiones y adecuaciones, y realizado esfuerzos para disputar el campeonato en la Liga de Ascenso... con el deliberado propósito de conseguir el ascenso, precisamente. Se comprende, por tanto, que interpreten como una amenaza, como un atentado contra sus legítimos intereses, la versión que a últimas fechas se ha manejado. Se comprende, asimismo, que, en lo que la hipótesis se consolida o se disuelve, ellos –a la defensiva con más que justificada razón— estén pensando ya en tomar medidas para salvaguardar sus derechos.

*

La tolvanera que el asunto ha generado, ha servido para resucitar la idea de que la Primera División muy bien podría ampliarse, de los 18 actuales, a 20 y aun a 24 equipos… aunque las penurias por las que suelen atravesar los dueños de varias de las franquicias actuales —y el gigantismo en que han incurrido dirigentes de “clubes” como los de Monterrey, que destinan fortunas a construir estadios y contratar figuras—, invitan a cuestionarse si en México existen los consorcios o asociaciones capacitados para (y dispuestos a) entrarle al baile, a partir de las reglas vigentes.

Por otra parte, el tema también ha servido para recordar que ascensos y descensos varias veces han degenerado en grotescas pachangas, al volverse recurrentes los casos de compra-venta y mudanza de franquicias, a tenor de intereses comerciales exclusivamente, con el consiguiente sacrificio —o burla, para decirlo con todas sus letras— tanto del espíritu deportivo de la competencia como de los nobles propósitos que los inspiraron originalmente.
 

Temas

Lee También

Comentarios