Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 10 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

* Refuerzos

Por: Jaime García Elías

* Refuerzos

* Refuerzos

De los tiempos (de “María Canica”) en que el Guadalajara compró al Oro la carta de transferencia de Héctor Hernández en 100 mil pesos, según trascendió entonces, y de los tiempos en que el mismo Guadalajara transfirió a Nacho Calderón a la Universidad de Guadalajara en la cifra, escandalosa entonces, de un millón de pesos, a la fecha, mucha agua ha corrido bajo el puente…

Por supuesto, no hay punto de comparación con cifras estratosféricas como las que desembolsaron el París Saint-Germain para adquirir del Barcelona la carta de Neymar, o el Juventus para obtener del Real Madrid la de Cristiano Ronaldo, por ejemplos. Empero, entre las cantidades que se movían antaño y las que ha manejado el Guadalajara, tanto para transferir a Rodolfo Pizarro al Monterrey, hace unos meses, como para comprar, a últimas fechas, los pases de Dieter Villalpando (del Necaxa), Hiram Mier (del Querétaro) y Alexis Vega (del Toluca), hay un abismo.

*

Como en todos los órdenes de la vida, los precios, tanto de bienes materiales como de los servicios profesionales que puede proporcionar una persona, dependen de las leyes del mercado. Detrás de un deportista sobresaliente o de un artista afamado, luminarias ambos en el mundo del espectáculo, se mueven fortunas.

Sin embargo, el peso específico que un deportista alcanza en el club que lo adquiere, no necesariamente concuerda con el esfuerzo económico que ese club debió realizar para incorporarlo en su nómina. El mundo del deporte -y el del futbol, muy particularmente- está pletórico de los llamados “petardos”: jugadores cuyo rendimiento se quedó muy por debajo de las expectativas de los aficionados… y, por supuesto, de sus dirigentes.

*

Al Guadalajara, muy particularmente, se le exige que, ante la incapacidad de sacar talentos de su propia cantera, como en los buenos tiempos -los del “Campeonísimo”, verbigracia-, incorpore a su elenco jugadores capaces de dar al equipo, dentro de las competencias domésticas, el protagonismo acorde a su historial y a las exigencias de sus simpatizantes.

En el caso de los recién llegados al plantel rojiblanco, Villalpando, a sus 27 años; Mier, a sus 29, y Vega, a sus 21, hay que decir, a fuerza de ser objetivos, que llegan cargados de buenas intenciones -la popularidad de su nuevo equipo así lo determina-… pero sin diplomas que garanticen los resultados que desearían las legiones de devotos de la causa.
 

Temas

Lee También

Comentarios