Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 17 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

* ¡Otro médico!

Por: Jaime García Elías

* ¡Otro médico!

* ¡Otro médico!

Que los dirigentes de Lobos-BUAP firmaran un pacto suicida con Rafael Puente del Río, o que, como José Martí en algunos de sus versos, decidieran que “o nos condenan juntos, o nos salvamos los dos”, es algo que puede suceder en las novelas románticas; no en el mundo del futbol, donde el pragmatismo es la ley suprema.

*

Lo del “eterno agradecimiento” de la institución al técnico que, en su primer ejercicio como tal, llevó al equipo a la Liga MX, al que se hace referencia en el boletín en que se difundió la decisión de cesar a Rafa, es creíble: independientemente del desenlace que tenga la historia, el equipo ya estuvo un año en la Primera División del futbol mexicano; y eso no cualquiera puede presumirlo… aunque en la misma haya una larga lista de equipos que fueron flores de unos cuantos días.

Drástica y todo, la decisión no deja de tener su lógica. Si la de dejar al frente del equipo a un timonel bisoño fue una apuesta audaz, la misma tenía un argumento incontrovertible a su favor: los resultados de la primera gestión de Rafa, aún en la Liga de Ascenso, superaron de manera notoria y aun espectacular las expectativas de los dirigentes. Los de la siguiente, ya en el máximo circuito, tuvieron un inicio promisorio: en las primeras jornadas de la campaña de su debut en Primera División, el equipo benjamín llegó a ver por encima del hombro a todos los demás.

*

Como siempre, el tiempo (“supremo juez”) puso las cosas en su sitio. De la sorpresa de los resultados positivos en las primeras jornadas del Torneo de Apertura, se pasó gradualmente a los descalabros en las más recientes del Torneo de Clausura. Y de ahí, a medida que esos resultados se conjugaron con los positivos con que el Veracruz ha dejado constancia de que sus dirigentes, jugadores y simpatizantes se resisten a morir, se pasó a la situación actual, en la que los Lobos pasaron a ser el equipo más seriamente amenazado por el descenso.

A partir del criterio pragmático señalado líneas arriba, es obvio que los dueños del juguete decidieron que tanto los conceptos futbolísticos del técnico como sus arengas a los jugadores, ya habían perdido la eficacia que alguna vez tuvieron. Y que, como sucede siempre que el enfermo empeora sensiblemente, resultaba imperativo probar con otro médico.

Temas

Lee También

Comentarios