Viernes, 23 de Octubre 2020

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

* Necedades

Por: Jaime García Elías

* Necedades

* Necedades

Sin embargo, hay de controversias a controversias. Puesto que “de la discusión nace la luz”, las hay ilustrativas, enriquecedoras..., como también las hay que se quedan en el terreno de las necedades. Verbigracia, la surgida del reciente “Clásico” acerca de los jugadores del Guadalajara que al final del partido saludaron, departieron amistosamente e incluso intercambiaron camisetas con los del América.

*

Alguna vez, con el ánimo de calentar aún más -como si fuera necesario- un “Clásico”, algún dirigente del Guadalajara (“de cuyo nombre...”, etc.) prohibió expresa y públicamente a sus jugadores intercambiar camisetas con los americanistas.

Lo normal, empero; lo decente, se diría; lo que corresponde a buenos deportistas, es que la rivalidad los impulse a realizar su mejor esfuerzo a favor de los intereses del equipo... pero se circunscriba a los límites temporales del partido. Antes o después, camaradas... o amigos, incluso.

*

Ejemplo de ello, el noble concepto planteado en el himno del Real Madrid: “Enemigo en la contienda, / cuando pierde da la mano, /  sin envidias ni rencores, / como bueno y fiel hermano”.

Anécdotas al respecto, felizmente, hay miles.

Una -botón de muestra, extraído casi al azar del arcón de la memoria-: Carlos Lara, Claudio Lostaunau y el “Ruso” José Luis Estrada habían sido compañeros en el Toluca. Un año después, Lostaunau (jugador fino donde los hubiera) pasó al Laguna. Antes de un partido contra sus ex, el “Ruso” (rudo entre los rudos) fue a saludarlo, y le advirtió: “El ‘Charro’ (Lara, que pasó a ser entrenador) me pidió que te partiera la m..., porque si no, él me la partiría a mí”...

Claudio, quien incluso había sido su compañero de cuarto en el Toluca, sonriente, replicó filosóficamente:

-No hay problema, compadre: tú cuida tu chuleta y yo cuido la mía.

*

Es una pena que, a falta de temas con más miga, de asuntos con más altura, se dilapide tanta saliva para cuestionar, reprobar y aun ofender a personas que en su profesión y en su vida aplican la máxima de que “lo valiente no quita lo cortés”... o como se diga.

Temas

Lee También