Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Octubre 2019
Ideas |

* Las raíces

Por: Jaime García Elías

* Las raíces

* Las raíces

De entrada, una obviedad: muchos futbolistas extranjeros han dejado honda huella en la memoria de los aficionados y en el historial de los equipos mexicanos en que militaron. Los Reinoso, Marín, Cabinho, Cardozo y actualmente Gignac, por poner unos cuantos botones de muestra, estarán, por los siglos de los siglos, en el altar en que se venera a los dioses del Olimpo.

Aunque se le clasifica entre los modestos por estar muy rezagado en la lista de ganadores de títulos -la célebre estrella solitaria que acompaña a su escudo-, el Atlas también tiene deidades de las cuales hacen sentidas evocaciones y a las cuales ofrendan incienso sus devotos...

*

Bien. El caso es que el Grupo Orlegi, en cuyas manos están actualmente los destinos del equipo rojinegro, parece haber tomado la decisión de depurar la lista de jugadores extranjeros que hay actualmente en la nómina, y promover, desde el próximo campeonato, a jugadores formados en las Fuerzas Básicas de la organización.

La modificación de los reglamentos, que facilitó la incorporación masiva de jugadores extranjeros -naturalizados o no- en los equipos mexicanos, llevó a la paradoja de que actualmente haya más materia prima de importación que de producción nacional en la Liga doméstica… Algo benéfico para el espectáculo, probablemente, y para la economía de los clubes. Pero algo, también, que desvirtúa la intención de que la práctica del deporte sea una legítima opción profesional para los jóvenes, más allá de ser alternativa para el uso del tiempo libre.

*

El Atlas, históricamente, fue uno de los equipos mexicanos que más se distinguieron por la producción de futbolistas. Tiempos hubo en que todos -o casi todos- los equipos de la Liga tenían por lo menos un jugador surgido de la cantera rojinegra, a la que llegó a calificarse de “inagotable”.

Aunque es obvio que si también el Atlas, desde hace años, ha incorporado a sus filas jugadores extranjeros -muchos de ellos de calidad bastante cuestionable- en cantidades industriales (hay doce actualmente en la nómina, y la mayoría ocupa plaza de titulares), sería necio sostener que la fuente se secó.

Si, como dicen, “la función crea al órgano”, la decisión de dejar más plazas en el primer equipo -un proceso que deberá realizarse gradualmente- y de privilegiar la calidad sobre la cantidad en el rubro de las importaciones, dará necesariamente, a su tiempo, los frutos apetecidos.

Temas

Lee También

Comentarios