Sábado, 04 de Abril 2020
Ideas |

* Héroes... y villanos

Por: Jaime García Elías

* Héroes... y villanos

* Héroes... y villanos

 Moacir Barbosa, portero de la selección brasileña en el Mundial de 1950, condensó su autobiografía, en una entrevista publicada en 1993, siete años antes de su muerte, en una frase de 26 palabras: “En Brasil, la pena mayor por un crimen es de treinta años de cárcel; hace 43 años que yo pago por un crimen que no cometí”.

Aunque fue considerado el mejor portero de ese Mundial, Barbosa nunca pudo sacudirse la carga de que algunos le endosaran, íntegra, la oprobiosa factura del “Maracanazo”. (En vísperas del Mundial de 1994 en Estados Unidos, una gestión para que visitara a los jugadores brasileños en su cancha de entrenamientos, fue rechazada por el técnico Mario Zagallo bajo el argumento de que “daría mala suerte” al equipo que, por señal, meses después ganaría su cuarta Copa del Mundo).

*

Viene a cuento esa reminiscencia —modestísima versión de las Remembranzas que, por años, el entrañable “Peter” (Ezequiel Aldrete) publicara en estas páginas— por la vindicta pública que, en forma de “memes”, comentarios hirientes y ácidas cuchufletas se dedicaron a los circunstanciales “chivos expiatorios” en los tropiezos de sus equipos el último fin de semana.

Por orden de aparición —como en el teatro—, fueron los casos de Jorge Sánchez, zaguero del América, y Chuy Corona, portero del Cruz Azul… Al primero se le cargó la mano a raíz de su expulsión —decidida tras la intervención oficiosa del VAR, después de que en primera instancia el silbante se limitara a amonestarlo— en el primer minuto del partido ante Ciudad Juárez. A Chuy se atribuyó, en gran medida, la frustración de los simpatizantes del Cruz Azul porque su equipo admitió, en el último minuto del tiempo agregado por el árbitro, el gol que hizo humo la ventaja que tenía en el marcador y convirtió en empate la victoria que ya se saboreaba, en la cancha del Toluca. (Rubens Sambueza, que estuvo unos minutos en esa lista negra al fallar un penalti ante los “Tigres”, se salvó porque su equipo se alzó finalmente con la victoria por 2-0).

*

El de Barbosa es el caso extremo. En casi todos los demás —y los de Sánchez y Corona probablemente tendrán ese desenlace— vale decir que las verdades en el futbol rara vez duran más de una semana, y que los villanos de hoy suelen ser los héroes de mañana…

Amén.
 

Temas

Lee También