Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 16 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

* “Filosofía Chiva”

Por: Jaime García Elías

* “Filosofía Chiva”

* “Filosofía Chiva”

¿Alguien se acuerda todavía de la “filosofía Chiva”…?

El concepto fue pretexto, más de alguna vez, para que el actual dueño del juguete bajara el pulgar, como es fama que lo hacían los césares en la antigua Roma para decidir el sacrificio de un cristiano (o de un pagano, que lo mismo daba…) en atención al clamor del público, y dispusiera el cese fulminante del entrenador en turno; una práctica por demás frecuente, hasta que Matías Almeyda apareció en escena para representar un papel similar al de Petruchio con respecto a Catalina en “La Fierecilla Domada”, de Shakespeare.

*

Pero, en fin… Digresiones literarias aparte, la dichosa “filosofía Chiva” fue presentada por ciertos vendedores de saliva como un concepto consistente en “jugar al futbol de una manera atractiva, ofensiva, y preferible (sic) con gente joven”, por considerar que “los aficionados aprecian ese estilo de futbol”… hasta el punto de preferirlo a los resultados conseguidos atentando contra esos románticos principios.

No era cuestión, pues, de suscribirse a la máxima —que erróneamente se atribuye a Maquiavelo— de que “El fin justifica los medios”. Se trataba, por el contrario, de llevar hasta sus últimas consecuencias los conceptos de los que César Luis Menotti se convirtió alguna vez en el defensor más vehemente: el respeto al balón y el respeto al espectador por sobre todas las cosas.

*

Obvia decir que, en el caso del partido más reciente de las Chivas —el empate sin goles ante los Red Bulls de Nueva York—, si algo brilló por su ausencia fue precisamente… la otrora cacareada “filosofía Chiva”.

La consigna, a todas luces, fue aplicar todas las medidas conducentes a preservar la ventaja mínima adquirida en el partido de ida, disputado la semana pasada en Guadalajara. Puesto que no quebrantaron, para el efecto, ninguna de las reglas básicas del deporte, y puesto que una norma suprema del futbol consiste en que “la victoria es el único resultado que no necesita disculpas”, queda claro que el método que Almeyda dispuso y que los jugadores aplicaron con una eficiencia táctica ejemplar, es irreprochable… aunque haya servido para depositar a la dichosa “filosofía Chiva” en el lugar que le corresponde.

Temas

Lee También

Comentarios