Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 14 de Noviembre 2018
Ideas |

* El “tiki-taka”

Por: Jaime García Elías

* El “tiki-taka”

* El “tiki-taka”

Hubo quien manejó el dato de que México había tenido más tiempo el control de la pelota que Brasil, a razón de 54 contra 46 por ciento, en el partido del lunes, para tratar de concluir que el resultado —derrota mexicana por 2-0— había sido, después de todo, un accidente del futbol.

La crítica española, por su parte, tomó el dato de que España tuvo la pelota más de 70% en el partido contra Rusia, que se resolvió con victoria de los anfitriones del Mundial en series de penaltis, para concluir que el estilo que permitió a los ibéricos ser campeones en 2010 y al Barcelona de Pep Guardiola ganar casi todas las competencias en que participó utilizando esa fórmula, pasó a ser obsoleto.

El argumento, además, se apoya en el sistema que Francia y Bélgica, principalmente, han utilizado en el Mundial en curso: el método “frontal”, como calificó Juan Carlos Osorio al que utilizaron los suecos para vencer a México por 3-0 en el último partido de la primera ronda.

*

El “tiki-taka” de España —y del Barcelona que fue su base—, en su momento, deslumbró al mundo. Fue la mayor revolución que tuvo el deporte desde el “futbol total” de la Holanda de Cruyff en la década de los 70s del siglo pasado; un sistema que le ganó la admiración universal… pero, por desgracia, no se tradujo en títulos. (Sus mayores aproximaciones fueron los subcampeonatos en Alemania 78 y Argentina 82, ganados, en ambos casos, por los anfitriones).

En el caso del Barcelona, que quizás haya sido el modelo más acabado, el “tiki-taka” funcionaba porque tener la pelota la mayor parte del tiempo, impedía jugar al adversario a partir de una premisa perogrullesca: ¡es imposible atacar si no se tiene la pelota! Y era efectivo, sobre todo, porque adelante contaba con llaves maestras irresistibles: el toque de Iniesta y principalmente  la habilidad de Messi, y después la de Messi y Neymar.

*

Esa intención y esa picardía son, en efecto, las llaves que eventualmente abren todos los cerrojos del adversario, que naturalmente se atrinchera para cerrar los caminos al marco.

Y esas han sido, como de sobra se sabe, las principales carencias de los equipos mexicanos en competencias de primer nivel, en las que está sobradamente demostrado que no come más pinole el que tiene más pinole… sino el que tiene más saliva.

Temas

Lee También

Comentarios